25 de abril de 2012

EEUU.- Napolitano descarta que la seguridad de Obama quedara expuesta por el escándalo de las prostitutas en Colombia

WASHINGTON, 25 Abr. (Reuters/EP) -

La consejera de Seguridad Nacional del Gobierno estadounidense, Janet Napolitano, ha subrayado este jueves que la seguridad del presidente, Barack Obama, nunca llegó a quedar expuesta por el escándalo de los agentes secretos y los militares norteamericanos que contrataron los servicios de prostitutas durante la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias (Colombia).

"No hubo ningún riesgo para el presidente", ha afirmado Napolitano, en su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado norteamericano. El escándalo implica a doce agentes del Servicio Secreto y a varios militares de los tres ejércitos que formaron parte de la delegación presidencial durante la estancia de Obama en la ciudad colombiana.

Ocho de los agentes ya han anunciado que abandonarán el Servicio Secreto, tres han sido expulsados por mala conducta y otro está a la espera de que le revoque su licencia. Además de los agentes, una docena de militares del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea están involucrados en este caso por la contratación de un total de 21 prostitutas colombianas. El caso se dio a conocer tras la denuncia de una de las mujeres contratadas, que aseguró que un agente no le pagó lo acordado por el servicio prestado y le echó del hotel.

Durante la sesión parlamentaria, el presidente de la Comisión de Justicia, el senador Patrick Leahy, ha manifestado su sorpresa por el elevado número de militares y agentes envueltos en este polémico caso. "Las cifras son escandalosas", ha dicho.

Napolitano ha resaltado que en los últimos dos años y medio el Servicio Secreto estadounidense no ha recibido ninguna denuncia similar a pesar de que en ese periodo ha proporcionado protección en más de 900 viajes de autoridades al extranjero y en más de 13.000 viajes nacionales.

"Así que desde ese punto de vista no hay nada en el expediente que indique que este comportamiento haya ocurrido", ha asegurado. "Realmente ha sido una gran decepción para los hombres y mujeres del Servicio Secreto que mantienen unos altos estándares y que sienten que su reputación ha quedado manchada por las acciones de unos pocos", ha declarado Napolitano.