6 de noviembre de 2012

EEUU.- Obama mantendrá un perfil bajo en la jornada electoral mientras que Romney buscará votos en dos estados clave

NUEVA YORK, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, y el candidato republicano, Mitt Romney, encaran la jornada electoral de este martes de forma muy distinta y mientras el primero prevé mantener un perfil bajo el segundo tratará de arañar los últimos votos con actos de campaña en dos estados clave en estas elecciones.

Obama, que ya votó por adelantado en Chicago hace días --ha sido el primer presidente en hacerlo--, ha optado por no celebrar ningún acto de campaña como ya hiciera en las elecciones de 2008 y pasará la jornada acompañado de su familia y su círculo de colaboradores más cercanos.

Después de siete meses y 105 actos, según sus ayudantes citados por la CNN, el candidato demócrata tiene previsto realizar algunas entrevistas por teléfono con cadenas de televisión de los estados clave a la hora de decantar la balanza del Colegio Electoral en estos comicios.

Obama, como ya hiciera en 2008 y quizá en un intento por recrear el éxito de entonces, tiene previsto jugar un partido de baloncesto con sus amigos y asesores y cumplir así con "todos los rituales" que ha venido realizando en las jornadas electorales, incluidas las primarias, según su ayudante de campaña Robert Gibbs.

Según la portavoz de campaña de Obama, Jen Psaki, también está previsto que el presidente dedique algún momento del día a dar las gracias a los voluntarios que le han apoyado todos estos meses mediante una llamada telefónica o una visita al cuartel general en Chicago.

Por su parte, Romney no pasará las últimas horas de la carrera presidencial en su ciudad natal, como es tradición entre los candidatos, sino que tiene previstos actos de campaña de último minuto en Ohio y Pensilvania, dos estados clave, sobre todo el primero, de cara a la victoria. Ambos actos fueron añadidos en la tarde del lunes al agenda del candidato republicano.

Está previsto que Romney, acompañado de su mujer Ann, vote en Belmont, en Massachusetts, estado del que fue gobernador, esta mañana antes de los breves actos para tratar de recabar los últimos votos en Cleveland y Pittsburgh.

El candidato republicano ha celebrado actos casi todos los días en la última semana en Ohio, un estado que se cree que podría decantar la balanza en estos comicios pero que todos los sondeos apuntan a que sería para Obama, si bien Romney ha conseguido reducir considerablemente la ventaja en el último mes.

Desde su campana se ha tratado de rebatir que estos actos pongan de manifiesto que Romney duda de sus opciones y por eso trata de arrancar votos hasta el último momento y han subrayado que otros candidatos ya celebraron algún acto en la jornada electoral en el pasado, incluido el propio Obama.