31 de diciembre de 2011

Obama recuerda los "grandes progresos" realizados en 2011 y anticipa "nuevos cambios" para el año que comienza

NUEVA YORK, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha despedido este sábado de 2011, un año que describió como de "grandes desafíos y grandes progresos", con un discurso en el que repasó brevemente acontecimientos como la retirada de Irak, la muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Usama bin Laden, las revoluciones en el mundo árabe, catástrofes naturales como el seísmo de Japón, y en el que terminó constatando los primeros indicios de recuperación tras la recesión económica.

"Hemos terminado una guerra (Irak) y reducido nuestra participación en otra (Afganistán). Hemos dado un golpe mortal a Al Qaeda y convertido a Estados Unidos en un lugar más seguro. Hemos ayudado a nuestros amigos y aliados de todo el mundo a superar revoluciones y catástrofes naturales. Y hemos comenzado a ver en nuestros hogares indicios de recuperación económica", declaró Obama en su último discurso semanal de 2011.

"No cabe duda de que 2012 traerá incluso más cambios. Y antes de comenzar el nuevo año, albergo la esperanza de que tenemos lo que hace falta para enfrentarnos a estos cambios y ser más fuertes para hacer crecer nuestra economía, crear más trabajos y potenciar la clase media", indicó.

El presidente agradeció la implicación del pueblo estadounidense y el respaldo proporcionado para defender ante la oposición en el Congreso las reformas propuestas por la Casa Blanca. "Habéis tenido el valor de creer que vuestras voces podrían marcar la diferencia, y lo han conseguido", declaró.

"Si trabajamos juntos, y seguís recordando a la gente de Washington lo que está en juego, haremos avanzar a este país y garantizaremos que todos los americanos tengan las oportunidades que se merecen", concluyó el presidente, quien deseó a todos los estadounidenses un feliz año en su nombre, en el de su mujer Michelle, sus hijas Malia y Sasha, y su perro Bo.