9 de octubre de 2015

Obama se reúne con las familias de las víctimas del tiroteo en Oregon

WASHINGTON, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha reunido este viernes con las familias de las víctimas del tiroteo ocurrido la semana pasada en una universidad de Oregon y ha insistido en la necesidad de acabar con la violencia armada.

   Obama se ha reunido a puerta cerrada durante una hora con los familiares de las nueve personas que murieron y con representantes de la localidad de Roseburg, donde se encuentra el campus en el que se produjo el tiroteo.

   Al término del encuentro, ha hecho unas breves declaraciones a la prensa en las que ha insistido en que las autoridades estadounidenses deben encontrar una solución a la violencia armada, según ha informado la agencia de noticias Reuters.

   Además, ha dado las gracias a la comunidad de Roseburg por mantenerse unida frente a la tragedia y ha asegurado que el Gobierno se encargará de que reciban toda la ayuda que necesiten en relación con este suceso, de acuerdo con la cadena NBC.

   Obama ya dijo la semana pasada en una comparecencia desde la Casa Blanca que acabar con la violencia es una "decisión política" que deben tomar los miembros del Congreso superando las críticas de lobby como la Asociación Nacional del Rifle (NNA).

   La prensa estadounidense ha revelado que Obama ha puesto a trabajar al Gobierno en un proyecto de ley para aumentar el control sobre los vendedores y los compradores de armas.

   La Administración Obama ya intentó sacar adelante una ley para militar la compraventa de armas en Estados Unidos, pero fue tumbada en el Congreso.

MANIFESTACIÓN EN ROSEBURG

   Unas 250 personas se han concentrado en Roseburg para protestar contra los planes de la Casa Blanca de restringir la tenencia de armas, aprovechando la presencia de Obama en esta pequeña localidad de 21.000 habitantes.

   "La forma en la que el presidente se reúne con estas familias en todo el país para privarme de mi derecho a las armas es lo que me ha traído hasta aquí", ha dicho Jason Harju, 40 de años, que llevaba una Smith & Wesson y una camiseta en la que podía llerse 'oregun'.