27 de marzo de 2007

EEUU.- Piden estatus migratorio para venezolanos 'sin papeles' ante el peligro de volver a la "dictadura" de Chávez

MIAMI, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de congresistas del Estado de Florida advirtió que los venezolanos 'sin papeles' que residen en Estados Unidos podrían correr un "grave peligro" si regresan a la "dictadura" del presidente Hugo Chávez y pidieron directamente al mandatario norteamericano, George W. Bush, que les conceda un "estatus migratorio provisional".

Los cuatro parlamentarios que firmaron la solicitud alegan que en Venezuela se desarrolla una "dictadura" que ha provocado un "desastre político", por lo que consideran que es necesario que Bush "reconozca esta realidad" en la que los "venezolanos están sufriendo cada día".

La iniciativa está encabezada por el congresista republicano, Lincoln Díaz-Balart, quien en varias ocasiones de reunió con el jefe de redacción de un diario venezolano de nombre José Hernández, para formalizar esta propuesta que no será considerada por el Parlamento sino directamente por Bush. Los otros diputados republicanos que rubricaron el documento son Mario Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen, Connie Mack y Jerry Weller, éste último del Estado de Illinois.

Los parlamentarios plantean otorgar a los venezolanos una "Partida Forzada Diferida" (DED, por sus siglas en inglés) que retrasaría la deportación de los ilegales bajo el argumento que "corren peligro si regresan a su país" por al "desastre político" del Gobierno venezolano. Además, los beneficiarios no tienen que demostrar que fueron perseguidos políticamente.

Por otro lado, también sugieren crear una forma similar al "Programa de Revisión Nicaragüense" (NRP, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 por el entonces presidente Ronald Reagan para proteger a los perseguidos políticos. En esa ocasión, el Servicio Nacional de Inmigración (INS) canceló deportaciones y concedió rápidamente permisos de trabajo a los nicaragüenses que se acogieron al asilo político.

A este respecto, la presidenta de Venezuela Awareness Foundation, Patricia Andrade, aseguró que el presidente Bush "está consciente del problema y reconoce que hay violación de los derechos humanos" en esta nación suramericana. Asimismo, justificó esta iniciativa argumentando que los próximos anuncios de Chávez podrían complicar aún más el panorama político y social.

Sobre esta propuesta, el embajador de Venezuela en Washington, Bernardo Álvarez, declaró al diario local 'Miami Herald' que, de llegarse a aprobar este "estatus migratorio provisional", sería un "fraude" por parte de Estados Unidos, pues considera que "la situación de los venezolanos es la misma que tienen los demás inmigrantes de otros países latinoamericanos".

Así, destacó que el verdadero interés de estos legisladores republicanos es atentar contra Cuba queriendo utilizar el caso de Venezuela "para mantener su agenda política" porque todos ellos "no han salido del esquema de la Guerra Fría" y ahora pretenden "politizar" el tema del asilo.