3 de enero de 2020

EEUU prohíbe algunos cigarrillos electrónicos con sabores, que deberán ser revisados para volver al mercado

EEUU prohíbe algunos cigarrillos electrónicos con sabores, que deberán ser revisados para volver al mercado
EEUU.- EEUU prohíbe algunos cigarrillos electrónicos con sabores, que deberán se - CONTACTO - ARCHIVO

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha ordenado el cese de la fabricación, distribución y venta de cigarrillos electrónicos a base de cartuchos que contengan sabores a fruta o menta y se dirijan especialmente a los jóvenes. Todos estos productos deberán ser retirados en un plazo de 30 días, pero podrán volver al mercado si pasan una revisión por parte de las autoridades sanitarias estadounidenses.

Dentro de este proceso, la FDA ya ha aceptado y comenzado a revisar varias solicitudes de comercialización, según han anunciado en un comunicado. Ahora, los fabricantes están obligados por Ley a presentar una solicitud a la FDA que demuestre que el producto cumple una serie de requisitos, como por ejemplo que no incite al uso por parte de los jóvenes. En caso de que se ajusten a la nueva legislación, los productos podrían volverse a poner a la venta de forma completamente legal.

Según una encuesta estadounidense a nivel nacional, más de 5 millones de estudiantes preuniveristarios son usuarios de cigarrillos electrónicos, y la mayoría usa los productos basados en cartuchos de forma habitual. Aproximadamente 1,6 millones usan estos productos con frecuencia y casi un millón diariamente.

"Estos niveles de uso de cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes son particularmente preocupantes, porque los pone en riesgo de adicción a la nicotina y otras consecuencias para la salud. La evidencia científica muestra que la exposición de los jóvenes a la nicotina puede afectar negativamente al cerebro adolescente en desarrollo y que, en comparación con los no usuarios, los jóvenes que utilizan los cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de probar el tabaco convencional en el futuro", expone la FDA en un comunicado.

El estudio también subraya que los jóvenes se sienten particularmente atraídos por los sabores a fruta y menta, que ahora han sido restringidos, y no tanto por los de tabaco o mentol, que por el momento no están afectados. Para todos los demás productos, a base de cartuchos o de otro tipo, incluidos los de tabaco, mentol o sin sabor, la FDA ha anunciado que aplicará estas restricciones cuando su fabricante "no tome las medidas adecuadas para evitar el acceso de los jóvenes". Por ejemplo, la administración sanitaria estadounidense considerará si el fabricante ha implementado programas adecuados para verificar que no se venden sus productos a menores, tanto en Internet como en tiendas físicas.

La FDA también actuará en el caso de que los cigarrillos electrónicos se dirijan claramente a los jóvenes, como aquellos comercializados con etiquetas y/o publicidad que se asemejan a alimentos y bebidas aptos para niños, como zumo o cereales; los que intentan pasar por otro tipo de producto; o los que cuentan con personajes diseñados para atraer a los jóvenes.

ANUNCIAN MÁS MEDIDAS SI ES NECESARIO

El comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn, ha manifestado que espera que la industria cumpla con los requisitos de precomercialización. "Estamos preparados para tomar medidas contra cualquier producto de cigarrillo electrónico no autorizado. También supervisaremos de cerca los índices de uso de todos los productos y tomaremos medidas adicionales para abordar el uso de los jóvenes según sea necesario", ha advertido.

"Nuestra medida busca lograr un equilibrio correcto: mantiene los cigarrillos electrónicos como alternativa para los adultos que fuman tabaco y, al mismo tiempo, asegura que estos productos no suponen una entrada a la adicción a la nicotina para nuestros jóvenes. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras esta crisis entre la juventud crece y evoluciona, y seguiremos monitoreando la situación y tomando más medidas según sea necesario", ha comentado el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar.