17 de septiembre de 2009

EEUU renovará plan escudo antimisiles Europa de Este

WASHINGTON (Reuters/EP) - Estados Unidos decidió revisar su programa de escudo antimisiles en Europa del Este, alejándose de un gran sistema con base fija para avanzar hacia un radar mejor capacitado para contrarrestar una amenaza misilística de corto y mediano alcance iraní, dijo el jueves un funcionario de defensa.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, explicó que Estados Unidos dejará de lado el tipo de radar fijo y el programa de intercepción que planeaba construir en Polonia y la República Checa para contrarrestar misiles intercontinentales lanzados por Irán y otros países.

El portavoz del Pentágono Geoff Morrell dijo que habrá "un gran anuncio de la Casa Blanca" el jueves sobre el programa del escudo antimisiles, seguido por una conferencia de prensa del secretario de Defensa, Robert Gates, y el general James Cartwright, segundo del Estado Mayor Conjunto.

Morrell dijo que el escudo de defensa antimisiles planeado en Polonia y la República Checa estaba basado en preocupaciones de que Irán estaba decidido a desarrollar habilidades para lanzar misiles intercontinentales de largo alcance.

Pero agregó que reportes de inteligencia recientes mostraron que los iraníes estaban mucho más enfocados en desarrollar misiles de corto y mediano alcance.

"Así que estamos ajustando nuestro sistema para asegurar que nuestras fuerzas y nuestros aliados estén protegidos de esa amenaza cambiante y creciente", declaró Morrell.

"Así como la amenaza se ha desarrollado, también lo ha hecho nuestra tecnología. Creemos que tenemos un sistema más flexible, capaz de desplegarse para proteger nuestras fuerzas y amigos en Europa", añadió. "Esta mejora al sistema no tiene nada que ver con Rusia y tiene todo que ver con Irán", dijo.

El funcionario de defensa dijo que el cambio de enfoque "se aleja del gran radar con base fija y abarca el concepto y se enfoca en un sistema de versátil adaptación".

No obstante, aclaró que la decisión no significaba que Polonia y la República Checa no participarán en el programa, sólo que habría un "tipo de sistema diferente a desplegar".