24 de enero de 2012

EEUU.- Romney ganó 42,5 millones de dólares en 2010 y 2011 de los que pagó 6,2 en concepto de impuestos

TAMPA/WASHINGTON, 24 Ene. (Reuters/EP) -

El precandidato republicano a las elecciones presidenciales Mitt Romney ha hecho pública este martes su declaración de hacienda, en la que figura que debe pagar 6,2 millones de dólares (4,7 millones de euros) en concepto de impuestos tras recibir en 2010 y 2011 unos ingresos totales de 42,5 millones de dólares (32,7 millones de euros).

La mayor parte de los ingresos de Romney proceden de beneficios de inversiones, dividendos e intereses de fondos fiduciarios. El precandidato, que podría ser una de las personas más adineradas que pretende concurrir a unas elecciones presidenciales, consiguió una gran fortuna cuando se dedicaba a gestionar empresas en quiebra para el fondo financiero Bain Capital.

Romney y su mujer Ann pagaron en impuestos un 13,9 por ciento en 2010 y esperan pagar el 15,4 por ciento en 2011, a la espera de que se confirme la declaración hecha pública este martes. Romney tuvo ganancias por sus inversiones de un total de 12,5 millones de dólares en 2010 y de 10,7 en 2011.

La tasa media que pagan los estadounidenses en concepto de impuestos se sitúa en el 35 por ciento, ya que el sistema fiscal norteamericano favorece los ingresos por inversiones frente a los salarios corrientes.

Romney ha hecho pública su declaración tras verse sometido a mucha presión por parte de su principal rival para la nominación del partido republicano, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, que denunció que Romney estaba intentando esconder información sobre sus finanzas. Los negocios de Romney podrían tener un valor de entre 190 y 250 millones de dólares entre 146 y 192 millones de euros).

Desde la campaña de Romney, se asegura que sus ingresos provienen de fondos de inversión en los que no tiene decisión sobre cómo invertir el dinero. Parte de los ingresos que recibe provienen de fondos que tienen su sede en las islas Caimán, un paraíso fiscal.

Según los consejeros, Romney pagó los impuestos en Estados unidos correspondientes a sus participaciones en fondos de las islas Caimán y en una cuenta del Banco Suizo, que fueron cerradas en 2010 ante el temor de que pudiera perjudicar al precandidato por sus aspiraciones políticas. Estos aseguran que no se trata de fórmulas para poder evadir impuestos.

Por otra parte, en su declaración se señala que Romney y su mujer contribuyeron con 7 millones de dólares (5,3 millones de euros) a acciones de caridad, aunque la mayor parte fueron a parar a la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días, conocidos como mormones, cuya confesión profesa Romney.

DECLARACIONES DE LAS DÉCADAS DE 1980 Y 1990

El consejero de campaña Ben Ginsberg aseguró que la declaración de hacienda de estos dos últimos años da una idea de la situación general financiera de Romney, tras preguntarle por qué no se habían hecho públicas las declaraciones de las décadas de 1980 y 1990 cuando Romney amasó su fortuna con Bain Capital.

"No vamos a entrar en el juego de que cuando das algo, piden más", indicó Ginsberg. "Se trata de un informe exhaustivo y estamos orgullosos de ello", señaló.

Cuando sus rivales del Partido Republicano sacaron a relucir la posible fortuna de Romney, por la que pagaría pocos impuestos, el precandidato señaló que podría hacer pública o no su declaración de impuestos. Posteriormente, aseguró que lo haría en abril. Tras su fracaso frente a Gingrich en las primarias celebradas este fin de semana en Carolina del Sur, decidió hacerla pública este martes.