26 de julio de 2006

EEUU.- El secretario de Comercio Carlos Gutierrez pide la creación de permisos temporales de trabajo en EEUU

ATLANTA, 26 Jul. (EP/AP) -

El secretario de Comercio norteamericano, Carlos Gutierrez, afirmó ayer que la economía requiere de los inmigrantes para seguir siendo competitiva, por lo que la única reforma migratoria posible es una que genere permisos de trabajo a prueba de falsificaciones y que le permitan a los extranjeros llegar legalmente al país.

"Los trabajadores sabrán que, si no tienen una tarjeta, no deberían arriesgar sus vidas", dijo Carlos Gutiérrez a empresarios de Georgia en un restaurante de comida rápida de Atlanta. "Porque no encontrarán trabajo".

En las últimas semanas, Gutiérrez ha recorrido el país para promover lo que llama los ideales del presidente George W. Bush para una "reforma migratoria de amplios alcances", la cual concentraría sus esfuerzos en un mejor control en las fronteras, en el reconocimiento de que hay empleos para los cuales no hay estadounidenses disponibles o simplemente no quieren hacerlos, y alcanzar un equilibrio entre el ser "una nación de leyes y una nación de inmigrantes".

Gutiérrez argumentó que la baja tasa de desempleo en Estados Unidos, que es incluso menor entre los inmigrantes ilegales, muestra que el país requiere trabajadores migratorios, especialmente en momentos en que un bajo crecimiento en la población amenaza su competitividad en el futuro.

"Si hacemos esto bien, nos dará una ventaja por muchos años", señaló. "Hay empresas que tendrán que cerrar si no tenemos una reforma migratoria amplia".

Los directivos de las compañías que tienen una gran planta de trabajadores migratorios, y que van desde las ramas de la agricultura hasta la del hospedaje turístico y la construcción, comentaron a Gutiérrez durante una mesa redonda en un restaurante de comida rápida Chick-fil-A que necesitan inmigrantes, pero actualmente no cuentan con un sistema práctico para verificar su estatus migratorio.

Insistiendo en que los empleadores quieren que las "reglas sean claras", Gutiérrez propuso una tarjeta biométrica para los inmigrantes, de la cual dijo sería imposible de falsificar, a diferencia de la verificación actual a través de tarjetas verdes y números de Seguridad Social, que son fáciles de falsificar y es difícil detectar cuando han sido duplicados.