17 de abril de 2012

EEUU.- El Servicio Secreto revoca la licencia de los once agentes acusados de contratar prostitutas en Cartagena

El Pentágono dice que podría haber más de cinco militares implicados

WASHINGTON, 17 Abr. (Reuters/EP) -

El Servicio Secreto de Estados Unidos ha revocado las licencias a los once agentes que supuestamente contrataron prostitutas durante la VI Cumbre de las Américas, celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena, mientras que el Pentágono ha anunciado que entre su personal podría haber más de cinco implicados.

El portavoz del Servicio Secreto, George Ogilvie, ha informado este lunes de que, "a la espera de lo que determine la investigación", se ha revocado la licencia de los once agentes, que ya habían sido objeto de una sanción administrativa.

Por su parte, el portavoz del Comando Sur de Estados Unidos, Scott Martin, ha revelado que la investigación inicial apunta a que habría más de cinco militares implicados.

George Little, portavoz del Pentágono, ha rehusado especificar si son miembros del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea o los Marines. No obstante, una fuente consultada por la agencia de noticias Reuters ha señalado que los cuatro cuerpos estarían afectados.

Little también se ha negado a aclarar cuál era la función de los militares. "No estaban asociados a la seguridad del presidente (Barack Obama), simplemente estaban en una misión de apoyo al Servicio Secreto", se ha limitado a indicar.

Horas antes, en una rueda de prensa, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Martin Dempsey, ha confesado que el estamento se siente "avergonzado" por este escándalo que --ha lamentado-- ha eclipsado la participación de Obama en el foro regional.

De momento, los cinco militares han sido acusados de violar el toque de queda, es decir, de no estar en sus habitaciones a las horas acordadas, de llegar tarde o de meter en ellas a personas no autorizadas.

Según fuentes de la Policía de Colombia citadas por los medios de comunicación, los agentes estadounidenses llevaron a varias prostitutas hasta el hotel donde se alojaban y al menos uno de ellos exhibió su placa y exigió a los empleados que le dejaran pasar con las mujeres.

En cambio, fuentes estadounidenses aseguran que los agentes volvieron de un bar acompañados de varias mujeres que, una vez en el hotel, les exigieron dinero.

En Colombia, la prostitución es legal en las llamadas "zonas de tolerancia", aunque también se práctica en el resto del territorio, sin que normalmente acarree una sanción.

Este incidente ha contribuido a empañar aún más la participación de Obama en la VI Cumbre de las Américas, después de que decidiera vetar el debate sobre la presencia de Cuba en futuros encuentros regionales, algo que ha suscitado las críticas de varios países latinoamericanos.

No es la primera polémica que surge en torno a los equipos de seguridad de Obama. En noviembre, un agente del Departamento de Estado fue acusado de abatir a un hombre en un local de McDonald's en Hawai y, en agosto, otro agente fue arrestado por conducir ebrio en Iowa durante una gira del presidente por el Medio Oeste.