21 de noviembre de 2014

El 'sheriff más duro de América' denuncia a Obama por sus medidas migratorias

El 'sheriff más duro de América' denuncia a Obama por sus medidas migratorias
REUTERS

NUEVA YORK, 21 Nov. (Reuters/EP) -  

   Un jefe de Policía de Arizona que se hace llamar a sí mismo 'el sheriff más duro de América' ha denunciado este jueves al presidente estadounidense, Barack Obama, poco después de que éste anunciara sus medidas de reforma migratoria, afirmando que los cambios son inconstitucionales.

   El sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, cuya fuerza empleó la descripción racial durante la represión contra inmigrantes ilegales el año pasado según un juez, ha considerado que Obama ha excedido sus poderes al obviar al Congreso y adoptar él mismo los cambios.

   La denuncia de Arpaio afirma que las reformas, que alejan la amenaza de deportación para unos 4,7 millones de inmigrantes indocumentados, equivale a una amnistía y animaría a más personas a cruzar de forma ilegal la frontera.

   El mayor cambio en materia migratoria en una generación a provocado una confrontación entre el presidente y los republicanos, quienes se han hecho con el control de ambas cámaras del Congreso en las elecciones de este mes y también han dicho que Obama ha ido demasiado lejos con los cambios.

   Es el mayor uso por parte de Obama de acciones ejecutivas en un año en el que se han convertido en su modo de avanzar ante el bloqueo del Congreso.

   Los programas de inmigración de Obama "son abusos inconstitucionales del papel del presidente en nuestra arquitectura constitucional y exceden los poderes del presidente dentro de la Constitución estadounidense", reza la denuncia presentada por Arpaio en un tribunal federal de Washington.

   Un juez federal de Arizona dictaminó en mayo de 2013 que los agentes de la oficina de Arpaio habían perseguido a conductores latinos por su raza. El juez ordenó que la raza no se usara más como factor en las decisiones para hacer respetar la ley y designó a un supervisor judicial para vigilar las operaciónes de Arpaio. El sheriff ha negado los cargos y ha apelado la sentencia.