29 de julio de 2011

EEUU.- El soldado detenido en Texas pretendía atentar contra personal militar

KILLEEN (ESTADOS UNIDOS), (Reuters/EP)

El soldado estadounidense Nassar Jason Abdo, detenido el jueves en Texas, ideaba una "trama terrorista" para atacar a personal militar, según informa la Policía. "El personal militar era un objetivo", ha dicho el jefe de Policía de Killeen, Dennis Baldwin. Abdo, de 21 años, guardaba material explosivo en su habitación de un motel de esta localidad, próxima a la base de Fort Hood.

Baldwin especifica que el joven, quien habría informado de sus detalles a la Policía, se encuentra en la cárcel de Killeen a la espera de que se le imputen cargos federales. Ha sido encarcelado por otro cargo de pornografía infantil. "Puedo decirles que es un individuo muy peligroso y que está donde tiene que estar", ha declarado el agente.

Abdo despareció de las base de Fort Campbell el pasado 4 de julio, según ha confirmado el portavoz del acuartelamiento, Bob Jenkins. En junio el Ejército reconoció a Nassar como objetor de conciencia en las guerras de Irak y Afganistán, estatus que fue suspendido tras emitirse las acusaciones de pornografía infantil en Kentucky. El joven aseguraba que la religión musulmana le prohibía participar en ninguna guerra con el Ejército estadounidense.

El agente especial del FBI Eric Vasys dice que nada apunta a que el sospechoso actuara con alguien más. Dependientes de la tienda de armas Guns Galore, en Killeen, señalan a Reuters que Abdo visitó el establecimiento esta semana y compró tres cajas de cartuchos de escopetas, una recámara para una pistola semiautomática y seis botes de pólvora sin humo, cada uno con una libra de peso, o 453 gramos. Uno de los empleados, Greg Ebert, llamó a la Policía inmediatamente después.

Su detención, el miércoles, fue posible gracias a un ciudadano que alertó de que Abdo guardaba los explosivos y las armas en el motel. En la operación, "sin incidentes", participó la Policía, la unidad antiterrorista del FBI y otras agencias, señala Baldwin.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)