EEUU sopesa imponer sanciones a funcionarios de Cuba por su papel en la represión en Venezuela

EEUU sopesa imponer sanciones a funcionarios de Cuba por su papel en la represión en Venezuela
21 de noviembre de 2018 REUTERS / LEAH MILLIS - ARCHIVO

WASHINGTON, 21 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos está sopesando la posibilidad imponer sanciones a militares y funcionarios de Inteligencia de Cuba que habrían ayudado a Venezuela a reprimir a los disidentes, según una fuente con conocimiento de las deliberaciones.

Estas sanciones serían las primeras impuestas por Washington contra un conjunto de funcionarios extranjeros aliados del presidente venezolano, Nicolás Maduro. Por ahora no están claros ni la cantidad ni las identidades de los posibles sancionados.

El Gobierno de Donald Trump ya ha impuesto sanciones sobre decenas de funcionarios venezolanos y ha buscado interrumpir las crecientes exportaciones de oro del país y el acceso a financiación externo como parte de una campaña de presión contra Maduro.

Las posibles sanciones relacionadas con Derechos Humanos apuntarían a funcionarios cubanos, potencialmente incluyendo a generales, a los que Washington acusa de asesorar al Gobierno de Venezuela sobre cómo vigilar a opositores y reprimir protestas callejeras, según esta fuente.

Las medidas sacudirían aún más las relaciones entre Washington y La Habana, después de que Trump haya dado marcha atrás en algunas de las medidas del expresidente Barack Obama destinadas a forjar lazos más estrechos, y también respaldarían la afirmación de Maduro de que Washington está dispuesto a socavar a su gobierno por razones ideológicas.

Cuba y Venezuela se convirtieron en aliados cercanos bajo los gobiernos de los fallecidos líderes Fidel Castro y Hugo Chávez. Tras una serie de acuerdos bilaterales en 2000, la economía de la isla depende fuertemente del petróleo venezolano, que La Habana compensa al proporcionar a Caracas médicos cubanos y otros servicios.

Estados Unidos y políticos de la oposición venezolana han sostenido desde hace mucho tiempo que militares y funcionarios de Inteligencia de Cuba asesoran al Gobierno de Maduro y a las fuerzas de seguridad en la represión de las protestas.

Si bien Maduro viaja a menudo a La Habana y el embajador cubano es un invitado frecuente a las reuniones del gobierno en Caracas, el alcance de la influencia y el respaldo de Cuba a la Administración y al Ejército venezolanos no es conocido públicamente.

Las sanciones relativas a Derechos Humanos por lo general implican la congelación de activos, confiscación de bienes, bloqueo de viajes a Estados Unidos y prohibición a las empresas estadounidenses negociar con las personas incluidas en las medidas.

Sin embargo, dado que Washington ha mantenido un embargo financiero y comercial por seis décadas sobre Cuba, pocos o ninguno de los funcionarios cubanos tendrían una presencia financiera considerable en Estados Unidos.

En el pasado, Maduro ha dicho que las sanciones son medidas "imperialistas" diseñadas para complicar las transacciones financieras, como las importaciones de alimentos y los pagos de bonos. También ha ridiculizado las medidas contra él mismo y otras autoridades venezolanas.

El Gobierno de Maduro ha sido criticado por Washington, la Unión Europea y sus vecinos en América Latina por anular la actuación del Congreso liderado por la oposición, encarcelar a oponentes, utilizar fuerza excesiva contra manifestantes y no permitir el ingreso de ayuda humanitaria extranjera para aliviar la crisis económica.

Contador