14 de agosto de 2009

EEUU ve que aumenta respaldo a sanciones contra Corea del Norte

Por Paul Eckert

WASHINGTON (Reuters/EP) - Los esfuerzos de Estados Unidos por aplicar las sanciones de Naciones Unidas impuestas a Corea del Norte luego de la prueba nuclear de mayo están ganando un creciente respaldo de países y bancos, dijo el jueves un funcionario estadounidense de alto rango.

El embajador Phil Goldberg, coordinador de Estados Unidos para la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, dijo que los esfuerzos por revisar navíos norcoreanos en búsqueda de armas ilegales para detener la proliferación nuclear están ganando un respaldo generalizado.

Lo mismo ocurre con las medidas para frenar las transacciones financieras de entidades de Pyongyang sospechosas de estar involucradas en dichas actividades.

"Hemos hallado un gran respaldo entre los cinco participantes de las negociaciones a seis bandas, el Consejo de Seguridad de la ONU, Naciones Unidas en general, organizaciones regionales y foros", dijo a periodistas en Washington.

Goldberg dijo que el objetivo de las sanciones es lograr que Corea del Norte renuncie a sus programas de armas nucleares, como prometió en las negociaciones a seis bandas en las que participan China, Japón, ambas Coreas, Rusia y Estados Unidos.

"Hay un camino claro para Corea del Norte si quiere volver al proceso. De otra manera, estas medidas continuarán, y continuarán mientras no se den pasos irreversibles" hacia el desarme nuclear, dijo.

Golberg ha visitado China, Malasia, Rusia y Naciones Unidas para discutir la aplicación de las sanciones. Dijo que haría un viaje similar este mes a Singapur, Tailandia, Corea del Sur, Japón y posiblemente China.

Durante la gira, el coordinador estadounidense ha presentado sospechas sobre las transacciones financieras de Corea del Norte a otros gobiernos y autoridades bancarias.

"Cuando hemos visitado otros países, han estado muy interesados en estas advertencias. Ellos han enviado avisos al respecto a sus bancos (...) Esto ya se sabe", dijo Goldberg.

"Creemos que hay un elevado sentido de vigilancia y, ojalá, transparencia", añadió Goldberg.

Corea del Norte fue objeto de una nueva ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU luego de que detonó un arma nuclear en mayo, la segunda prueba de su tipo realizada por el estado comunista desde el 2006.

Estados Unidos y sus aliados han intentado desde principios de 1990 detener el programa nuclear norcoreano, que se estima ha creado suficiente plutonio como para ocho bombas atómicas.