25 de junio de 2013

EEUU.- El vuelo Moscú-La Habana aterriza sin Snowden, pese a los rumores de la prensa internacional

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vuelo Moscú-La Habana en el que se esperaba que viajara el ex agente de Inteligencia de Estados Unidos Edward Snowden ha aterrizado este lunes en la capital cubana sin él, a pesar de que varias fuentes habían confirmado a la prensa internacional que iría a bordo.

El vuelo de Aeroflot ha aterrizado en el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, con un gran número de periodistas a bordo y otros sobre el terreno, ante la expectativa de que Snowden llegara a Cuba para solicitar asilo político.

En lugar de al ex agente de Inteligencia, la prensa internacional se ha topado con el piloto, que ha sacado su propia cámara y ha hecho varias fotografías a los periodistas. "No Snowden", ha dicho, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters.

Snowden se convirtió en un personaje público el pasado 7 de junio, cuando reveló a los diarios 'The Washington Post' y 'The Guardian' que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) posee un programa llamado PRISM con el que accede a los servidores de hasta nueve empresas de Internet, con su consentimiento, para recabar información útil para Inteligencia.

Desde entonces, el ex agente de Inteligencia había permanecido en Hong Kong, sin embargo, el pasado domingo abandonó la ex colonia británica rumbo a Moscú, donde, al parecer, ha permanecido en el Aeropuerto Internacional de Sheremetyevo.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha revelado este lunes que Snowden se encuentra "sano y salvo" en Rusia, desde donde pretende llegar a Ecuador en una "ruta segura", ya que ha solicitado asilo político al país andino, según ha confirmado su presidente, Rafael Correa.

Snowden pretende asilarse en algún país, al parecer de América Latina, aunque también se ha rumoreado con Islandia, al considerar que no tendrá un juicio justo en Estados Unidos, que ya le ha acusado de espionaje, robo y conversión de propiedades del Gobierno.

En este contexto, el Gobierno estadounidense ha presentado una protesta formal ante China por permitir que Snowden saliera del país, a pesar de no tener pasaporte, ya que se le ha retirado, y ha amenazado al resto de países con "consecuencias" si abren sus fronteras al ex espía.