18 de febrero de 2020

El Ejército de Malí asegura haber matado a "muchos" terroristas en una nueva operación en el centro del país

El Ejército de Malí asegura haber matado a "muchos" terroristas en una nueva operación en el centro del país
Malí.- El Ejército asegura haber matado a "muchos" terroristas en una nueva oper - FUERZAS ARMADAS DE MALÍ (TWITTER @FAMA_DIRPA)

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Malí ha anunciado este martes el inicio de una operación antiterrorista en la región de Mopti y ha afirmado que por ahora se ha saldado con "muchos" sospechosos muertos y con la detención de "tres líderes terroristas extranjeros".

Las Fuerzas Armadas han resaltado en un breve comunicado que la operación ha sido lanzada en Somadougou a primera hora del día y ha confirmado que varios helicópteros están dando apoyo aéreo a los militares desplegados en la zona.

"Las operaciones permitirán dar más precisiones (más adelante)", ha manifestado el Ejército, que ha resaltado que las fuerzas de seguridad se han incautado armamento.

En otro orden de cosas, el portavoz del Gobierno, Yaya Sangaré, ha confirmado durante la jornada la muerte de un gendarme en un ataque ejecutado el lunes contra un puesto de peaje en la localidad de Blá, situada en el sur del país.

"El balance provisional es de un gendarme muerto y otro herido", ha dicho en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter. Asimismo, ha trasladado sus condolencias al familiar del fallecido y ha deseado una "rápida recuperación" al herido.

Por su parte, la 'Operación Barkhane' --lanzada por Francia en 2014-- ha indicado en un comunicado que el 13 de febrero "neutralizó a numerosos terroristas" en una operación llevada a cabo cerca de la zona fronteriza con Burkina Faso y Níger.

En este sentido, ha desvelado que aviones Mirage 2000 y helicópteros Tigre bombardearon un campamento utilizado por terroristas y "neutralizaron a numerosos combatientes" y "destruyeron una cantidad importante de material".

Así, ha manifestado que la operación en Liptako-Gourma, conocida como la 'zona de las tres fronteras', se saldó además "con la destrucción de importantes recursos logísticos".

Malí ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Según denunció en enero el representante especial de la ONU para el Sahel, Mohamed Ibn Chambas, en los últimos meses la región ha experimentado "un devastador aumento en los ataques terroristas contra objetivos civiles y militares".

El epicentro de esta violencia, detrás de la que están tanto la filial de Al Qaeda en la región --el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM)-- como la de Estado Islámico --Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS)-- así como otros grupos autóctonos como Ansarul Islam, lo constituyen Malí, Burkina Faso y el oeste de Níger.

En estos tres países, según Ibn Chambas, hubo en 2019 más de 4.000 muertos, una cifra que quintuplica los 770 que dejaron las acciones de los grupos terroristas en 2016. El responsable de la ONU llamó además la atención sobre el hecho de que "el foco geográfico" se está trasladando hacia el este, "amenazando cada vez más a los países costeros de África Occidental".