Elba Esther Gordillo quiere volver a dirigir el sindicato mexicano más grande de Iberoamérica

Elba Esther Gordillo quiere volver a dirigir el sindicato mexicano más grande de Iberoamérica
22 de noviembre de 2018 REUTERS / IMELDA MEDINA - ARCHIVO

   CIUDAD DE MÉXICO, 22 Nov. (Notimérica) -

   Después de pasar cinco años y medio en privación de libertad preventiva acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en México (SNTE), Elba Esther Gordillo --más conocida como la Maestra--, fue puesta en libertad el pasado mes de agosto y, ahora, ha manifestado su deseo de volver a dirigir esta organización que, hasta el momento, es la más grande de Iberoamérica con 1,6 millones de sindicados.

   Gordillo lo ha anunciado a través de un video difundido por redes sociales después de que el futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador, haya ofrecido un perdón para todos los actos de corrupción previos a su mandato.

   En el video, la exlideresa, ha anunciado que "tomará la palabra" al futuro presidente de México y se presentará a las elecciones del sindicato que dirigió durante 24 años convirtiéndose en el símbolo del poder corporativo mexicano. Ha señalado también que el país vive tiempos de cambio y que a nadie le conviene un sindicato débil y dividido.

   "En el pasado debemos encontrar la fortaleza. Quienes representaron la farsa y la simulación han agotado su tiempo, deben irse, se están yendo, no se trata solo de un cambio de personas sino de la reivindicación de las luchas perdidas y de los anhelos frustrados", ha indicado Gordillo.

   En 2006 fue expulsada de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y en febrero de 2013 detenida por policías federales en el aeropuerto de Toluca. Fue acusada de desvío de fondos provenientes de cuotas sindicales (aproximadamente más de 100 millones de dólares) entre otros cargos. Sin embargo, la Procuraduría General de la República no ha logrado comprobar el destino de dicha cantidad, ni el lavado de dinero, ni la delincuencia organizada y procedió a su puesta en libertad el 8 de agosto.

   Desde diciembre de 2017 permanecía bajo arresto domiciliario por problemas de salud y ahora el tribunal ha cancelado el juicio debido a que las pruebas presentadas no acreditaban su responsabilidad en los delitos que se le imputaban.

Contador