9 de abril de 2015

Embajador de Colombia: Hay "mitos" para "dañar" el proceso de paz

Embajador de Colombia: Hay "mitos" para "dañar" el proceso de paz
EXECUTIVE FORUM

MADRID, 9 Abr. (Notimérica/EP) -

El embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo Flórez, ha defendido el proceso de paz en Colombia, cuyo propósito es convertir el conflicto armado en "conflicto social", y ha cargado contra los "mitos" que se han generado en torno a los diálogos y que, según el embajador, "se han construido para dañar el proceso y que son solo eso, mitos".

De este modo, Carrillo ha subrayado que existe una agenda transparente, que ni la Constitución ni el modelo económico son negociables y que no se está debilitando la presencia militar de las Fuerzas Armadas. "Se ha dicho que el estatus jurídico de los militares va a quedar en entredicho, ese tema no está encima de la mesa", ha expresado.

En su defensa de los diálogos de paz que se están llevando a cabo en La Habana, el embajador ha asegurado que "el proceso ha dado la vuelta a una ecuación que estaba en favor del crimen organizado" y ha ensalzado la "ortodoxia" en lo político y lo económico del Gobierno colombiano, lo que ha marcado "un fortalecimiento de lo público".

Así, el embajador colombiano ha ensalzado en un acto de Executive Forum que, "independientemente de que no es una obligación legal", el presidente, Juan Manuel Santos, va a someter a un referéndum los acuerdos finales a los que se llegue con la guerrilla. Carrillo ha defendido se han rechazado planteamientos asamblearios, ya que la Constitución es moderna y se adapta a la situación por lo que se llevará a cabo la "refrendación popular" de los acuerdos.

"El propósito del proceso de paz es convertir el conflicto armado en conflicto social", ha afirmado el diplomático, que al mismo tiempo ha defendido los logros de los acuerdos de La Habana ya ha logrado importantes acuerdos en materia de narcotráfico o desminado, entre otros.

JUSTICIA TRANSICIONAL

El exministro de Interior ha defendido el seguimiento de medidas de justicia transicional, lo que ha argumentado que es lograr un "máximo de justicia que permita la paz". Un modelo que tal y como ha subrayado Carrillo es el "primer proceso de proceso de paz del mundo que esta sometido a la jurisdicción del Tribunal Penal Internacional (TPI)".

"La formula de la justicia transicional va a estar sometida a la dimensión de la legitimidad internacional, en este marco lo relevante no es tanto la pena, sino otras dimensiones como la verdad, el perdón, la reparación y la no repetición (...) el rasero para ver si la justicia funciona es el respeto de las víctimas", ha afirmado el embajador, que ha ensalzado los derechos de victimas como "la columna vertebral" del proceso.

En un foro con empresarios españoles en Madrid, el embajador ha puesto en valor la relación entre la paz y el desarrollo de infraestructuras en Colombia, "dos temas a priori opuestos pero que son complementarios y marcan el camino del país".

Parafraseando al presidente Santos, Carrillo ha asegurado que el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt había pasado más a la historia por los logros en la infraestructura que por alcanzar la paz tras la Segunda Guerra Mundial. Así, en Colombia el proceso de paz es primordial está vinculado a la necesidad de superar un déficit de infraestructuras.