26 de septiembre de 2014

Las empresas españolas deben "redescubrir" Centroamérica, dice el embajador de Honduras

MADRID, 26 Sep. (Notimérica/EP) -    

   El embajador de Honduras en España, Norman García Paz, ha animado a las empresas españolas a "redescubrir Centroamérica" donde hay oportunidades de negocio en ámbitos como las infraestructuras o las energías renovables y ha indicado que es un error que España, al hablar sobre América Latina, piense sólo en países como México, Brasil o Argentina porque son mercados más grandes.

   Colón llegó a Centroamérica en su último viaje, ha rememorado el embajador, algo que tendrían que recordar ahora los españoles que prestan mayor atención a un mercado mexicano que cuenta con 128 millones de consumidores. "En Honduras y en todo Centroamérica si usted fuese a invertir o a producir se encontraría con 1.140 millones de consumidores por todos los TLC (Tratado de Libre Comercio) que tenemos", ha destacado García Paz a Notimérica/EP.

   "Porque estamos enterados de que la economía no puede crecer si estás encerrado", ha explicado el embajador, que ha insistido en que Honduras "tiene mucha necesidad en infraestructura y energía" y que España tiene "empresas grandes estupendas y empresas medianas muy buenas" para cubrir estas deficiencias. "España podría aportar en energías renovables, pero la inversión de momento es británica", ha apuntado.

   Sin embargo, el embajador ha insistido en el vínculo de España con los países latinoamericanos. "Los nuevos presidentes, los recién electos, todos vienen a saludar a España", ha recordado el embajador con motivo de la visita oficial del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a España entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre.

   El presidente se reunirá con el Rey Felipe VI y con el presidente de España, Mariano Rajoy. También acudirá a varios eventos para trabajar por la inversión privada en el país por la necesidad de Honduras de crear empleo.

   Hernández atenderá a un acto de Nueva Economía Fórum el próximo martes en el hotel Ritz y se reunirá con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), además de aprovechar su visita para asistir al Encuentro del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL). Además, Hernández inaugurará el año lectivo en la Universidad Europea de Madrid.

   Asimismo, el embajador también ha indicado que Hernández tiene pendiente ultimar los detalles de una "condonación de deuda de hace muchos años" de 80 millones de dólares con España, que significa que Honduras no tiene el deber de devolver el dinero, pero que a cambio debe invertir en el país esa misma cantidad con un tanto por ciento más en educación, salud e infraestructuras. "También tiene una serie de condiciones, si por ejemplo si se va a construir algo, correrá a cargo de una empresa española".

   De esta manera, el embajador ha adelantado que Hernández ya ha conversado con Rajoy "de la posibilidad de conversión de deuda para que se construya un nuevo aeropuerto para Tegucigalpa --que tiene uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo-- a 70 kilómetros de la ciudad, en un valle precioso".

   "El presidente conversará sobre este tema con Rajoy y por eso viene acompañado del ministro de Infraestructuras y del ministro de Finanzas, y aprovechará el viaje para saludar a las nuevas autoridades de Bruselas", ha indicado el embajador.
  
¿QUÉ TIENE HONDURAS QUE LE INTERESE A UNA EMPRESA?

   Respecto a las ventajas que puede tener para una empresa extranjera trabajar en Honduras, García Paz ha asegurado que su país "está ansioso por ser reconocido como un país trabajador y como un país pacífico", a pesar de la violencia que se vive en sus calles.

   "Lo que le pasa a México y a Centroamérica con las drogas es que es una ruta de paso y el problema es que a nosotros nos dejan los muertos y al otro lado se van las ganancias". Ahora "tenemos arreglos con Estados Unidos. Hace meses que no entra nada por el mar y han bajado notablemente los aterrizajes nocturnos (clandestinos)", ha señalado el embajador.

   Los empresario se van a encontrar "un país con ganas de tener relaciones con el mundo entero y con gente cariñosa y trabajadora", ha asegurado García Paz.