21 de septiembre de 2009

El encuentro entre Obama, Netanyahu y Abbas será simbólico y no habrá reanudación de las conversaciones

JERUSALEN, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El esperado encuentro que mantendrán mañana en Nueva York el presidente estadounidense, Barack Obama, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, no parece que vaya a suponer una reanudación de las conversaciones de paz como se esperaba debido a las diferencias que mantienen ambas partes y podría limitarse a algo simbólico y una simple foto.

Así lo afirma hoy la prensa israelí, citando fuentes de la oficina del primer ministro hebreo y estadounidenses. Según 'Haaretz', es poco probable que se produzca una reanudación de las negociaciones de paz. Según fuentes de la oficina de Netanyahu citadas por el diario, se espera que el encuentro sea una oportunidad de foto.

"La reunión no inaugurará negociaciones (renovadas) y no implicará detalles significativos", señalaron, aclarando que "las diferencias sobre la cuestión de los asentamientos y el marco de las conversaciones siguen siendo profundas", añadieron.

Fuentes estadounidenses reconocieron a este rotativo que no ha habido avances respecto a las diferencias entre palestinos e israelíes desde que el enviado especial estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, abandonó la región el viernes pasado sin un acuerdo. Según estas fuentes, se seguirá hablando en las próximas semanas y el objetivo es que las negociaciones se puedan reanudar en la primera mitad de octubre.

Las fuentes israelíes consultadas por el 'Yediot Ahronot' coinciden con este panorama de cara a la reunión. "El primer ministro está dispuesto a lanzar negociaciones sin condiciones previas, para promover la paz con los palestinos (porque) no quiere que los palestinos sean ciudadanos de Israel o estén bajo su régimen", señaló una fuente de su oficina al diario.

Así pues, "está interesado en permitirles que se gobiernen a sí mismos, siempre y cuando no tengan autoridad que ponga en peligro la seguridad de Israel", añadió la fuente. Otras fuentes aclararon al rotativo que Netanyahu quería que se produjera este encuentro desd que llegó al poder.

"Los que han puesto obstáculos en el camino hasta ahora han sido los palestinos, que fijaron condiciones previas, pero ahora están acudiendo a la reunión de Nueva York sin condiciones previas", afirmó una fuente, que precisó que Netanyahu "prevé mantener su política, por un lado buscar la paz con los palestinos, y por otro permitir la vida normal para los colonos de Judea y Samaria (nombre israelí de Cisjordania), un ejemplo de lo cual fue la aprobación de 455 viviendas" en los asentamientos.

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, que también viajará a Nueva York y tiene previsto reunirse con el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, expresó su temor a que los palestinos pierdan "una gran oportunidad". "Temo que los palestinos van a peder una gran oportunidad", señaló al 'New York Times'.