6 de agosto de 2009

ENTREVISTA-Ecuador busca más crudo, presiona firmas

Por Mario Naranjo y Walker Simon

QUITO (Reuters/EP) - Ecuador tomará el control de los campos explotados por firmas privadas que no cumplan con el pedido del Gobierno de elevar la producción, advirtió el jueves el vicepresidente del país andino, Lenin Moreno.

Cuando se le preguntó cómo actuaría Quito si las firmas no elevan la producción petrolera, Moreno dijo "habiendo petróleo y necesitando esos recursos (...) y la empresa se niega a hacerlo, pues tendrá que el Estado tomar a cargo la actividad y producir".

"Se procederá a la explotación legal de los pozos petroleros", ratificó Moreno en una entrevista con Reuters.

Según la ley vigente, si las firmas privadas abandonan las operaciones, el Estado ecuatoriano puede comenzar un proceso de caducidad del contrato.

Moreno aseguró que el presidente izquierdista, Rafael Correa, ya les comunicó de la posición a las petroleras.

El mandatario dijo en octubre que las firmas "jugaban con fuego" si no cumplían los pedidos del Gobierno.

La española Repsol-YPF y la brasileña Petrobras están entre las principales firmas extranjeras presentes en el país.

"Hay el empeño de que no bajen su producción, todo lo contrario, que lo suban. Lastimosamente ha habido por parte de algunas petroleras una respuesta negativa", añadió Moreno.

Según datos de Petroecuador, la producción de las firmas privadas ha caído un 8,3 por ciento entre enero y mayo a 201.000 barriles de producción promedio diario.

SE BUSCA INVERSION PETROLERA

En julio, Petroecuador tomó el control de las operaciones de la francesa Perenco ante la amenaza de la firma de parar su producción para presionar al Gobierno a que deje de retener el crudo extraído.

En esa oportunidad, el ministro de Petróleos, Germánico Pinto, dijo que no se trató de una nacionalización, posición que ha mantenido hasta el momento.

Quito ha cambiado algunos contratos de participación de producción petrolera por el de proveedores de servicios para la industria, bajo el concepto de que el crudo es propiedad del Estado, pero se espera una firma definitiva de este nuevo modelo de convenios.

Moreno destacó que el Gobierno de Correa, que el lunes asumirá su segundo mandato consecutivo, busca atraer más inversión en el área petrolera y minera.

"Por primera vez las reglas están claras, el incentivo es que hay seguridad jurídica", dijo el segundo mandatario, que destacó que ha subido la "inversión privada seria, la que crea empleo", sin dar cifras.

"Vamos a radicalizar la revolución ciudadana, esto es mejorar las cosas hechas y terminar las cosas iniciadas. Queremos que comience la explotación minera, pero de una forma responsable", añadió.

Pese a la oposición de grupos ambientalistas, indígenas y organizaciones sociales, Quito logró pasar una ley que busca atraer la inversión minera, con la que espera que la actividad "sea un motor adicional de desarrollo del país", señaló.