1 de julio de 2009

Equipo ONU inicia investigación sobre asesinato de Bhutto

Por Kamran Haider

ISLAMABAD (Reuters/EP) - Una comisión de la ONU lanzó el miércoles una investigación sobre el asesinato de la ex primera ministra pakistaní Benazir Bhutto, dijo una portavoz del organismo.

Bhutto fue asesinada en un ataque suicida y con bomba en la ciudad de Rawalpindi el 27 de diciembre del 2007, después de un mitin organizado para obtener apoyo en unas elecciones generales que esperaba ganar.

Su asesinato desató una crisis en Pakistán, país con poderío nuclear aliado a Estados Unidos, y su Partido del Pueblo de Pakistán obtuvo una oleada de apoyo que le ayudó a ganar las elecciones de febrero del 2008.

Su viudo, Asif Ali Zardari, luego se convirtió en presidente.

El equipo de la ONU, formado por tres miembros, está encabezado por el embajador chileno en la ONU, Heraldo Muñoz, y tendrá seis meses para llevar a cabo su investigación.

"Es una misión para encontrar datos. Hoy ha comenzado a trabajar e investigará los hechos y las circunstancias de su asesinato", dijo la portavoz de la ONU, Ishrat Rizvi.

El equipo aún no ha llegado a Pakistán, pero lo hará en algún momento de este mes, dijo Rizvi.

Debido a que no tendrá la autoridad de lanzar procesamientos penales relacionados al caso, su trabajo será mucho menos abarcador que la investigación de la ONU sobre el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik al-Hariri en el 2005, que previsiblemente conducirá a un juicio organizado por el organismo en La Haya.

"El Gobierno y las Naciones Unidas han acordado que las autoridades pakistaníes mantienen el deber de determinar la responsabilidad penal de los perpetradores del asesinato", dijo Rizvi.

El Gobierno previo de Pakistán, liderado por Pervez Musharraf, y la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) acusaron al jefe talibán pakistaní Baitullah Mehsud, vinculado a al Qaeda, por el asesinato de Bhutto, que brindó todo su apoyo a la campaña liderada por Estados Unidos contra la militancia.

Mehsud niega haber estado involucrado en el asesinato.

ENEMIGOS

Algunos ex colaboradores de Bhutto han expresado su insatisfacción con la investigación previa.

Bhutto tenía enemigos además de los militantes islamistas y las teorías conspirativas emergieron con fuerza cuando las autoridades ordenaron limpiar la escena del ataque poco después de ocurrido el asesinado, borrando cualquier evidencia.

Alrededor de 20 personas murieron en el ataque suicida, que se produjo cuando Bhutto abandonaba un estadio saludando a sus partidarios desde el techo de su vehículo blindado.

Un portavoz del presidente Zardari dijo que el Gobierno había buscado una investigación de la ONU para evitar acusaciones de parcialidad. También señaló que el asesinato tenía ramificaciones internacionales, pero no elaboró.

"Tiene ramificaciones y sus tentáculos van más allá de las fronteras nacionales", dijo el portavoz, Farhatullah Babar.

"Quisimos un cuerpo internacional independiente para que no haya alegatos o acusaciones", dijo.