21 de octubre de 2006

España/Argentina.- Ibarretxe aboga en la inauguración de la delegación de Euskadi por situar al País Vasco en el mundo

Reconoce como "ejemplo de dignidad humana" la acogida del pueblo argentino a los vascos

BUENOS AIRES, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, inauguró hoy en Buenos Aires la delegación de Euskadi en Argentina, en el transcurso de un acto en el que destacó la necesidad de colocar al País Vasco en la "plaza mundial" y mantener su identidad. El presidente del Ejecutivo autónomo vasco aprovechó su presencia en el país para agradecer al pueblo argentino la acogida que ha dado a los vascos y que, a su juicio, supone un "ejemplo de dignidad humana".

El acto de inauguración de la nueva delegación contó con la presencia de toda la delegación vasca que durante estos días se encuentra en Argentina, entre ellos, el secretario general de Acción Exterior, Iñaki Aguirre, y el consejero de Educación, Tontxu Campos, además del consejero de Justicia,Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, que también se encuentra de visita oficial en el país latinoamericano.

Ibarretxe, acompañado de su esposa, Begoña Arregi, asistió al corte de cinta y descubrimiento de una placa en la sede de la nueva delegación, ubicada en el barrio de Puerto Madero y donde trabajan un equipo de cuatro personas encabezado por la delegada, María Elisa Díez de Mendibil. La sede de Argentina se suma a las otras cuatro delegaciones de Euskadi que ya funcionan en México, Chile, Bruselas y Madrid.

Tras la visita a las instalaciones, la delegación se desplazó a Madero Tango donde, con la presencia de 350 invitados, continuaron los actos de inauguración de la delegación, con la proyección de imágenes del programa "La Mirada Mágica" y de un vídeo institucional de Euskadi.

En el transcurso del acto, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, recordó la apuesta que hizo el primer Gobierno vasco por impulsar las relaciones internacionales y realizó un recorrido por los pasos que desde entonces se han ido dando y que hoy se concretan, en este caso, con la inauguración de la delegación de Euskadi en Argentina.

"Salió aquella decisión de tener su ámbito en la política internacional del mundo, como vascos decir lo que pensamos, colocar nuestra cultura, nuestra lengua, nuestro pueblo, nuestras costumbres y tradiciones en la plaza mundial. Eso es lo que quiso hacer aquel Gobierno", indicó Ibarretxe recordando la figura de Ramón María de Aldasoro como primer delegado del Gobierno vasco en Argentina y la del resto de personas que ocuparon en aquel tiempo esta responsabilidad.

Ibarretxe manifestó su compromiso con esa apuesta del primer Ejecutivo autónomo y subrayó que hay que ubicar a Euskadi "en el mundo, en el mapa mundial" y situar en este ámbito "su cultura, su lengua, su forma de entender las empresas, la vida, la solidaridad". "Hay que seguir remando, todos juntos y todos los días", señaló.

El lehendakari destacó también la necesidad de mantener la identidad del pueblo vasco, asegurando que el pueblo que no tiene identidad "no tiene futuro". Además, Ibarretxe apostó por unir el concepto de identidad al de innovación y modernidad porque "se dan la mano", y "sin identidad no se puede innovar y, sin identidad no hay modernidad".

"Por qué tenemos futuro el pueblo vasco? porque tenemos 7.000 años, el que tiene pasado, puede tener futuro. El que no tiene identidad, el que no tiene memoria, no tiene futuro y que nadie nos embarque en reflexiones en torno a la necesidad de que la globalización lleva pérdida de la identidad, de la memoria colectiva, de nuestra historia porque sólo el que sabe de dónde viene, sabe a dónde va", añadió Ibarretxe.

RECONOCIMIENTO.

Ibarretxe aprovechó el acto para hacer un reconocimiento al pueblo argentino por la "acogida" que ha venido dando a lo largo de los años a los vascos que emigraron a este país, y, sobre todo, "en los momentos más duros de la historia". "Quiero como lehendakari, reconocer al pueblo argentino, reconocer a sus instituciones el ejemplo de dignidad humana que dieron para con el pueblo vasco, recogiéndonos en uno de los momentos más duros de nuestra historia. Muchísimas gracias, Ezkerrik asko Argentina", señaló.

Asimismo, también agradeció la actitud de los vascos que decidieron iniciar una nueva vida en Argentina porque han dado "un ejemplo". "Si hoy al lehendakari se le sigue recibiendo como se le recibió al lehendakari Aguirre en el año 46 como presidente de un país noble, pacífico y trabajador, lo es por el trabajo que habeis realizado todos y cada uno de los días de vuestra vida para sacar adelante este país, Argentina, y para no olvidar nunca vuestros orígenes", manifestó.

En su intervención, Ibarretxe no quiso olvidar el trabajo que deben desarrollar a partir ahora los miembros de la delegación de Euskadi que, según manifestó, tienen desde este momento "el pulso de Euskadi en sus manos". Precisamente, la delegada, María Elisa Díez de Mendibil, tras destacar que hoy es "un gran día" para las relaciones vasco-argentinas", aseguró que asume su puesto como delegada como "un gran desafío y responsabilidad", con el compromiso de avanzar en las redes establecidas por los ciudadanos de origen vasco que "llegaron a este país, dejando su tierra amada".

Además, la delegada agradeció la labor desarrollada por la colectividad vasca en Argentina, "preservando valores como la solidaridad, la paz, el trabajo", y extendió su agradecimiento al pueblo argentino por la "acogida" que ha dado a los vascos y que ha permitido que Euskadi y Argentina estén "hermanadas".

Tras las palabras de la delegada, tomo la palabra el secretario general de Acción Exterior del Gobierno vasco, Iñaki Aguirre, quien, tras destacar que existen ya tres delegaciones de Euskadi en América Latina, subrayó el papel que ha venido realizando el Instituto vasco argentino de Cooperación y Desarrollo, "embrión de esta delegación" y a su presidente durante muchos años, Isidro Legarreta.