3 de mayo de 2006

España/Bolivia.- Felipe González asegura que es ridículo culpar a Zapatero por las decisiones de Evo Morales

El ex presidente español mantuvo una reunión con Annan en la que se trató la situación actual de América Latina

NUEVA YORK, 3 May. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

El ex presidente del Gobierno Felipe González manifestó hoy, tras mantener una reunión con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, que es ridícula la posición que mantiene la oposición España responsabilizando al Gobierno español de las decisiones que tome Bolivia.

"Es ridículo que critiquen a Zapatero porque (el presidente de Bolivia) Evo Morales, decide hacer lo que quiere hacer con su país ¿Qué le piden a (el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez) Zapatero? ¿Qué mande tropas a Bolivia?", se preguntó el ex presidente socialista. No obstante, González afirmó no entender la idea de Morales de que nacionalizar no es expropiar.

Durante la entrevista mantenida entre Annan y González, ambos trataron además de la situación actual de Latinoamérica, sobre la situación en Oriente Próximo y en la cuenca mediterránea. El ex presidente español manifestó, por su parte, que el proceso de reforma de la ONU "es algo tan complejo que no ha madurado todavía ya que implica tantos intereses".

Durante el breve encuentro con la prensa en las dependencias de Naciones Unidas en Nueva York, González habló de las corrientes políticas en Sudamérica y en referencia a la denominada tendencia a la izquierda se preguntó si se podía entender como tal el hecho de que gane el presidente de centro-derecha de Colombia, Alvaro Uribe, de nuevo las elecciones, o el Gobierno de concertación de izquierdas que vive Chile.

Para el ex presidente, lo que marca la tendencia "es que a un hombre que tiene un desempeño eficiente de su función como Uribe, la gente le vaya a dar de nuevo la confianza". Así tanto el caso colombiano como el chileno lo que muestra es "una tendencia de forma y es que la gente le da confianza a los gobiernos que creen que están dando resultados".

González también hizo referencia al presidente venezolano, Hugo Chávez, a quien describió como una personalidad "exhuberante", de "frases grandilocuentes" de las que "con toda seguridad muchas veces se arrepiente", en referencia a los últimos acontecimientos que han enfrentado al Gobierno de Perú por declaraciones realizadas por Hugo Chávez.

El ex presidente manifestó que "para América Latina incluso para América del Norte no es conveniente alimentar una dinámica de descalificaciones desproporcionadas y de enfrentamientos de ningún tipo porque ninguno de los acuerdos económicos, ninguno de los acuerdos de libre comercio, ninguno tiene componente ideológico".

González afirmó que "uno no puede hacer acuerdos económicos o comerciales por razones ideológicas", añadiendo que "no se deberían alimentar este tipo de disputas, ni tampoco habría que malinterpretar las cosas porque al final América Latina no se está uniendo sino fracturando".