18 de enero de 2006

España/Bolivia.- Javier Villanueva denuncia una persecución por parte de la Justicia boliviana

Asegura que el fiscal que instruye la demanda de falsedad de material está recibiendo presiones para remitir nuevas ordenes de aprehensión

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El empresario sevillano Javier Villanueva, acusado en Bolivia del asesinato de una fiscal, denunció hoy "una persecución" por parte de la Justicia boliviana, al remitirle de nuevo una orden de aprehensión por no haberse presentado a una vista oral en la que debía responder a una demanda de falsedad material

En declaraciones a Europa Press, Villanueva aseguró que el fiscal antidrogas de Santa Cruz, que le acusa de falsedad material y uso de instrumento falsificado en la compra del apartamento donde cumple su arresto domiciliario, está recibiendo presiones para emitir nuevas órdenes de detención.

El sevillano, que abandonó el pasado 14 de noviembre el penal de Palmasola, señaló que en las próximas horas tanto sus abogados como su padre, Francisco Villanueva, tratarán de ponerse en contacto con las autoridades españolas para denunciar "los abusos de poder" de la Justicia del país andino.

Por otro lado, Villanueva afirmó desconocer aún la fecha en la que tendrá lugar el juicio --previsto para el 16 de enero--, que fue aplazado por la recusación presentada la semana pasada por la defensa contra los jueces que iban a realizar la audiencia para elegir al tribunal ciudadano que lo juzgaría.

COMISIÓN JURÍDICA

Asimismo, Villanueva denunció el pasado lunes que la Justicia boliviana está tratando de devolverle a la cárcel antes de que el presidente electo de Bolivia, Evo Morales, tome posesión el próximo 22 de enero.

En este sentido, Villanueva confió en que la comisión jurídica que se organice una vez que el líder aymara alcance la Presidencia, sacará a la luz las irregularidades del proceso y pondrá de manifiesto las violaciones de los Derechos Humanos

Villanueva fue detenido el 28 de abril de 2004 en la ciudad de Santa Cruz, en el oriente tropical de Bolivia, por su presunta participación en un atentado con bomba que causó la muerte de la fiscal Mónica Von Borries el 27 de febrero del mismo año.

La Fiscalía cruceña le acusa de formar parte de una banda criminal liderada por el italiano Marco Marino Diodato, actualmente prófugo de la Justicia. El pasado 14 de noviembre salió del penal de Palmasola con el beneficio del arresto domiciliario para permanecer en un apartamento mientras espera el inicio del juicio en su contra.