4 de enero de 2006

España/Bolivia.-Montilla dice que Morales impulsará "un cambio de reglas del juego" sin renunciar a inversión extranjera

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, aseguró hoy que la llegada al Gobierno de Bolivia de Evo Morales supondrá "un cierto cambio de las reglas del juego" aunque recalcó que el presidente electo boliviano es "consciente" de la necesidad de inversiones extranjeras en su país.

"Morales es consciente del papel importante que juegan las empresas extranjeras y españolas en su país, y de la necesidad de la inversión extranjera para generar empleo y tratar de superar las desigualdades. Es muy consciente de que para repartir, primero hay que crear", subrayó el ministro español tras entrevistarse en su Departamento con el futuro presidente boliviano.

Montilla, que precisó a preguntas de los periodistas que Morales no mencionó las palabras "nacionalizar" ni "expropiar" en ningún momento de su encuentro, aseguró estar convencido de que "en su momento" se podrán encontrar "los canales" para que los intereses de las empresas españolas en Bolivia "estén defendidos", también "en el marco de los convenios que hay y de los procesos que se han dado en otros países no tan lejanos de Bolivia".

Acerca de si el cambio de Gobierno en Bolivia implicará la puesta en marcha de planes de nacionalización de las fuentes energéticas del país latino, Montilla se limitó a subrayar que Morales es "una persona precavida". Igualmente, sobre si está previsto algún encuentro entre los responsables de Repsol YPF y de la petrolera estatal boliviana Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB), Montilla aseguró que "según se vaya disipando la incertidumbre" y Morales dé a conocer las líneas maestras de su gestión "sin ningún género de dudas" comenzarán a funcionar "los canales, la negociación y la interlocución".

COLABORAR "SALVANDO LAS DISTANCIAS".

El ministro español explicó que el futuro jefe de Gobierno boliviano prefirió no ser "muy explícito" sobre cómo gestionará su país, dado que ni siquiera ha tomado posesión del cargo. En la reunión, en la que también estuvieron presentes el secretario de Estado de Turismo y Comercio, Pedro Mejía; el embajador de España en La Paz, Juan Francisco Montalbán y dos asesores personales del presidente electo boliviano, Morales y Montilla constataron su deseo compartido de que las relaciones entre Bolivia y España sean "estrechas" y "amistosas".

Asimismo, coincidieron en la existencia de "posibilidades de crecimiento" en el ámbito comercial y de "recorrido" para mejorar la colaboración entre ambos estados "en todos los ámbitos". "Encontraremos, salvando las distancias, ámbitos de colaboración y de entendimiento, que serán satisfactorios para el pueblo boliviano y para España", insistió Montilla, tras indicar que el presidente electo boliviano le manifestó en su entrevista su interés por temas como el desarrollo tecnológico y el turismo.