10 de junio de 2010

España/Brasil.- La presidenta madrileña entrega un premio al ex presidente de Brasil Fernando Enrique Cardoso

Aguirre cree que, en crisis, hacen falta estadistas que "huyan del populismo" y expliquen las "imprescindibles reformas"

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que en tiempos de crisis son necesarios estadistas "con altura de miras, con sentido de la responsabilidad, que huyan del populismo y que sean capaces de liderar" y explicar a los ciudadanos las "imprescindibles" reformas que un país requiere, "aunque éstas sean duras y difíciles". Aguirre pronunció estas palabras mientras hacía un breve repaso por la trayectoria vital y profesional del ex presidente de Brasil Fernando Enrique Cardoso, a quien entregó hoy el premio Gumersindo de Azcárate concedido por el Colegio de Registradores de la Propiedad de España.

Cardoso, que fue ministro de Hacienda y ocupó la Presidencia de Brasil entre 1995 y 2003, puede presumir de reducir la "hiperinflación" del país en un tiempo récord, así como de introducir una serie de reformas estructurales que permitieron a Brasil consolidar su democracia y convertirse en la octava potencia económica del mundo.

Para la dirigente regional, Cardoso --"el hombre que fundó el partido socialdemócrata brasileño"-- acometió todos estos cambios "sin ningún complejo" y basó sus políticas en el rigor presupuestario, en el control de la inflación y en la reducción del gasto público, además de en la seguridad jurídica.

Recordando los malos tiempos del país carioca, Aguirre subrayó que los "grandes políticos y estadistas" como Cardoso se caracterizan porque "ven mucho más allá de los clichés ideológicos, de las presiones políticas y del populismo, porque lo que verdaderamente les preocupa y les ocupa es el bienestar y el progreso futuro de su país".

IMPOPULARIDAD DE SUS MEDIDAS

En este sentido, señaló que el homenajeado puso en marcha sus políticas "a pesar de la aparente impopularidad de algunas de sus reformas", entre las que citó la privatización de numerosas empresas públicas y la reforma del mercado laboral, razón por la que algunos de los presentes en la sala vieron un claro recado para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

A continuación, manifestó que cuando se toma conciencia real de la gravedad de la situación y se explica "con claridad" a los ciudadanos la necesidad de sacrificio y esto se reparte "equitativamente, los ciudadanos siempre responden".

"En este sentido, Cardoso, a través de su dilatada trayectoria, nos ofrece todo un ejemplo de compromiso con el desarrollo y de la valentía y sentido común", dijo Aguirre, que señaló que el premiado encarnó durante su mandato "los altos conceptos de Brasil: el orden y el progreso".

Antes del discurso de la presidenta madrileña, Cardoso recogió su premio, que dijo ser "inesperado" y sorpresivo. Más allá de agradecer el galardón, el ex presidente de Brasil aseveró que a lo largo de su vida se ha dado cuenta de que aún no se ha conseguido grabar en el corazón de la gente que "la Ley es igual para todos".

El Colegio de Registrados de la Propiedad entrega los premios Gumersindo de Azcárate a aquellas personas que destacan por desarrollar su trayectoria en el ámbito del derecho, especialmente en lo relativo a la promoción y a la defensa de la seguridad jurídica.

En ediciones anteriores se ha entregado esta distinción a ilustres juristas y defensores del Estado de Derecho, entre los que destacan Enrique Múgica, Luis Díez-Picazo y Mario Vargas Llosa.