18 de diciembre de 2006

España/Costa Rica.- Juan Antonio Roca podría haber introducido 10 millones de euros en Costa Rica para comprar un solar

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Juan Antonio Roca introdujo, supuestamente, 10 millones de euros en Costa Rica, con los que pretendía comprar un solar en Guanacaste, --una zona turística de alto nivel--, en la costa del Pacífico de ese país. Así lo asegura una investigación publicada hoy por la revista Interviú.

Al parecer el dinero habría entrado a ese país centroamericano a través de la ciudad caribeña de Puerto de Limón, camuflado en cajas de aceite de oliva. La suma de dinero se destinaría a la compra de una finca de 90 hectáreas en 'playa Marbella', según la citada publicación.

Según relata 'Interviú, Fernando López, el español que custodiaba el solar, le dijo a Juan Antonio Roca en septiembre de 2005 que le había buscado una finca de 90 hectáreas junto a la playa de Marbella. Roca le dijo que eso era imposible porque en Marbella no quedaba suelo y menos junto a la playa. Fue entonces cuando López le explicó que la propiedad estaba rodeada de selva tropical y que era una playa Marbella del pacífico de Costa Rica.

En el citado reportaje, López aseguró haber entregado el dinero a un costarricense, Sebastián Casas Zúñiga.

Según informa hoy el diario costarricense 'La Nación', Sebastián Casas negó rotundamente al citado medio local vínculo alguno con López y Roca. Además dijo que lo publicado por 'Interviú' es ridículo y que piensa demandar a la revista española.

Por su parte, Interviú afirma que un equipo de periodistas viajó al país del istmo para seguir la pista del dinero de Roca en ese país y que se entrevistó con Fernando López, el llamado "conseguidor" de Juan Antonio Roca.

La propiedad, de 90 hectáreas, que pretendía comprar está entre dos playas muy conocidas y turísticas conocidas como Lagarto y Ostional. Guanacaste es además una de las zonas turísticas más caras del país.

'Interviú' publica que uno de sus redactores mantuvo una entrevista con López el pasado 30 de noviembre, cuando se desplazó a Costa Rica y que este reconoció mediante una fotografía, que el enviado de Roca era Sebastián Casas.

'La Nación' publica hoy que Sebastián Casas Zúñiga es un estudiante de 22 años, hijo de un conocido abogado en ese país. Casas insiste en que nunca ha oído mencionar ni a Roca ni a López. "Vivo con mis padres, me dedico al estudio, no tengo idea de quiénes son las personas que usted me nombra. Más bien le agradezco la información para acusarlos. Me preocupa que antes se vinculó a mi padre en otro escándalo y ahora le dan credibilidad a un tipo con solo su versión", dijo Casas a dicho periódico.

Según la revista española López es un empresario que regentó diversos negocios en la costa alicantina. En 2004 alquiló un restaurante que tenía y se fue al Caribe. Antes de viajar a Costa Rica un constructor le puso en contacto con un inversor de terrenos que quería alguna propiedad a "pie de playa" en ese país.

Se trataría de Juan Antonio Roca, para quien López habría trabajado desde mayo de 2005 consiguiéndole fincas. Según 'Interviú' estos hechos se habrían producido un mes antes de la detención de Roca.

Juan Antonio Roca era asesor de urbanismo del Ayuntamiento de Marbella hasta que fue encarcelado el pasado mes de marzo, acusado de prevaricación, malversación de fondos públicos, cohecho y tráfico de influencias. La justicia le ha incautado unos dos mil 400 millones de euros en el caso conocido como 'Operación Malaya', de la que es uno de sus máximos imputados.