31 de marzo de 2007

España/Cuba.- Moratinos recuerda al PP que su agenda con Cuba tuvo "pocos resultados"

Dice que "en principio" no está previsto un encuentro con Castro durante su visita

BREMEN, 31 Mar. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Eva Cantón) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, recordó hoy al Partido Popular que cuando estaban en el poder tuvieron ocasión de diseñar su propia agenda hacia Cuba sin lograr muchos resultados y aseguró que no estará "condicionado" por las peticiones que le han hecho los populares con ocasión de la visita oficial que iniciará en La Habana el próximo lunes 2 de abril.

Moratinos respondía así al secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, que espera que el viaje del ministro se salde con una liberación "masiva" de presos anticastristas y exige también que el jefe de la diplomacia española se entreviste con la disidencia durante su estancia en la isla.

"Tuvieron ocasión de llevar a cabo su agenda durante mucho tiempo, con pocos resultados. Nosotros tenemos nuestra agenda, que la mayoría de los ciudadanos entiende, y no voy a estar condicionado", declaró el ministro en rueda de prensa en Bremen, donde asiste con sus colegas de la UE a una reunión informal del Consejo.

También indicó que, en principio, no está previsto un encuentro con Fidel Castro, porque cuando se organizó el viaje, y de acuerdo con el decreto adoptado cuando el presidente cubano se puso enfermo, las reuniones serán con los responsables políticos que asumen en este momento el poder.

La delegación española celebrará un encuentro con el titular cubano de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y está estudiando otro con el presidente interino, Raúl Castro, que ejerce temporalmente el poder desde que Fidel Castro fue operado el verano pasado. "En principio no está previsto que me encuentre con el comandante Castro", admitió Moratinos.

Y por lo que se refiere a la posibilidad de reunirse con la disidencia, el jefe de la diplomacia española se escudó en que la agenda no está cerrada definitivamente para no aclarar si habrá o no contactos de este tipo.

"Ya saben cómo son estas visitas en países como Cuba", se disculpó Moratinos, que pareció encomendar los últimos detalles de la visita en la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, quien llegará a La Habana procedente de Guatemala un día antes que el ministro.

"Lo importante es que la visita era necesaria en un momento importante para el futuro de Cuba y para el futuro de las relaciones entre Cuba y España. España no puede estar ausente de Cuba, tiene que tener capacidad de interlocución con las autoridades cubanas y la mayoría de los españoles entienden eso", argumentó Moratinos.

En cuanto a la propuesta que ha hecho la presidencia alemana sobre una estrategia para Cuba que promueva la vuelta a un diálogo global, Moratinos prefirió dejar a los cubanos que sean ellos quienes definan su propia estrategia a seguir. "Desde luego, no nos negamos a discutir nada, pero queremos ver la evolución y el desarrollo de esa situación", señaló.

Finalmente, avanzó que cuando regrese de su viaje y tenga las ideas "más claras" compartirá el resultado del mismo con sus socios europeos. "España tiene algo que decir en el caso de Cuba", sentenció.