24 de enero de 2006

España.- España creará una nueva estrategia de cooperación con los pueblos indígenas

GRANADA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El subdirector general de Cooperación con los Países de América del Sur y director del Programa Indígena de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), Rafael Soriano, afirmó hoy que España contará en el primer semestre del año con una nueva estrategia de cooperación con los pueblos indígenas cuyo borrador "está muy avanzado" y que será presentado, probablemente, en febrero o marzo.

En declaraciones a Europa Press, Soriano, que participa en las reuniones del Convenio de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad que desde ayer se celebran en Granada, explicó dicha estrategia, que consagra el Plan Director 2005-2008, aprobado en Consejo de Ministros en enero del año pasado, "va a servir a todos los actores institucionales y no institucionales" relacionados con la comunidad indígena.

Así, el trabajo está dirigido en dos líneas: incorporar la peculiaridad de los pueblos indígenas como "ámbito horizontal" y "reforzar" a las organizaciones indígenas en los países donde existen estos colectivos, así como apoyar a sus representantes en foros internacionales con el objetivo de que "se oiga la voz de los que no tienen voz".

Con el Plan de Cooperación, España reconoce los derechos de los pueblos indígenas, según Soriano, que son un colectivo, el cinco por ciento de la población mundial, de "los más vulnerables entre los vulnerables" y que supone un diez por ciento de entre los más pobres del mundo.

LOS INDIGENAS RECLAMAN LA PROTECCION "INTEGRA" DE SUS DERECHOS

Por su parte, uno de los miembros del Foro Indígena para la Biodiversidad, Cecilio Solís, declaró a Europa Press que su principal objetivo en las reuniones de trabajo que se celebran en Granada es la protección "íntegra" de sus derechos como pueblo, con el fin de que se "incorporen" a los trabajos las consideraciones y observaciones realizadas por la comunidad, que, según dijo, "no se respetan plenamente".

Solís, que consideró el encuentro de Granada como el punto clave de donde deben partir las "recomendaciones" para la Conferencia de las Parte (COP 8) que se celebrará en marzo en Curitiba, Paraná (Brasil) y llegar así en "mejores condiciones", criticó la "falta de voluntad política" de los puntos focales nacionales y recordó que su comunidad lleva a cabo de forma continuada "iniciativas" para cuidar la Biodiversidad.

Por último, según concluyó, "estamos dejando sentir nuestra presencia" en los Estados, ONG y demás partes" para que vean que "no sólo estamos preocupados sino que también elaboramos nuestras propuestas para que sean consideradas".