11 de enero de 2007

España.- La Federación de Ecuatorianos de Madrid englobará a cinco asociaciones pero aún está en proceso de constitución

Una de esas asociaciones se desmarca de la futura FEM y acudirá a la manifestación del sábado "por la paz y contra el terrorismo"

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La autodenominada Federación de Ecuatorianos de Madrid (FEM), que ayer anunció en un comunicado que no participará en la manifestación convocada para el sábado por los sindicatos y la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE), se encuentra en proceso de constitución desde hace tres meses y en estos momentos todavía no está inscrita oficialmente en el registro de asociaciones y federaciones.

La intención de la futura FEM, aún sin constituir, es conformarse en principio por cinco asociaciones deportivas o sociocultarales: Asociación de Pueblos de Ecuador de Madrid (ADPEM), presidida por Washington Tobar, la Liga Confraternidad Ecuatoriana, asociación sociocultural ecuatoriana Puriccuna, de Enrique Pulupa, Fundación Alianza Hispano-Ecuatoriana, presidida por Lola Borge, y Asociación Cultural Deportiva Eugenio Espejo (ASCULDEE), de Carlos Narváez.

La idea es que la futura presidenta de la FEM sea Lola Borge, que en la actualidad ocupa el cargo de presidenta de la Fundación Alianza para el Desarrollo y la Educación y de la Fundación Alianza Hispano Ecuatoriana, mientras que su portavoz será Washington Tobar, actual presidente de la Asociación de los Pueblos de Ecuador de Madrid (ADPEM), según confirmó anoche el propio Tobar en declaraciones a Europa Press.

"En estos momentos estamos en proceso de constitución. Llevamos reuniéndonos desde hace unos 60 ó 90 días y estamos trabajando para unificar fuerzas y buscar fines comunes en todas las asociaciones de ecuatorianos de Madrid", explicó Tobar, que añadió que en los últimos días han estado presentes con los allegadas a las dos víctimas del atentado de ETA, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

La futura Federación de Ecuatorianos de Madrid emitió ayer por la tarde un comunicado en el que anunciaba que su grupo --que todavía no está constituido legalmente-- se desvincula de la marcha convocada para este sábado al considerar "incomprensible e inaceptable" que el manifiesto no haga ninguna mención de rechazo a la negociación y el diálogo con ETA, y que la palabra "libertad" no esté en la pancarta.

Asimismo, la FEM calificó de "inaceptable" que una convocatoria cuyo propósito original debía ser expresar la "solidaridad" con las víctimas del atentado de Barajas del 30 de diciembre y el "máximo rechazo" a los terroristas de ETA, finalmente haya derivado en una operación "con fines partidistas".

UNO DE LOS GRUPOS SE DESMARCA

Horas después de conocerse este comunicado, el presidente de la FENADEE, Santiago Morales, uno de los convocantes de la marcha, afirmó a Europa Press que desconocía la existencia de la FEM y, tras asegurar que no pretendía "polemizar" con este asunto, remarcó que los motivos que llevaron a la supuesta organización a no participar el sábado coinciden con los esgrimidos por el Partido Popular.

Por otro lado, uno de los grupos que según Washington Tobar quieren formar parte de la futura FEM, la Asociación Cultural Deportiva Eugenio Espejo (ASCULDEE) de Carlos Narváez, ha asegurado hoy a Europa Press que este sábado participarán en la manifestación que saldrá a las seis de la tarde desde la Plaza de Colón de Madrid y culminará en la Puerta de Alcalá.

"Es imperativa la presencia de todos los demócratas en la calle el 13 de enero en la manifestación 'Por la Paz y Contra el Terrorismo' y nosotros nos apartamos de cualquier matiz político que se quiera dar porque queremos expresar nuestra solidaridad y pesar a las familias de las victimas y nuestro rotundo rechazo a este tipo de acciones terroristas", indicó Narváez a Europa Press.

Así, tras considerar que como ciudadanos que viven y trabajan en España están "obligados" a ser "consecuentes" en el rechazo que despierta el atentado de ETA, abogó por el hecho de que la búsqueda de la paz sea una tarea tanto de los políticos como de la sociedad civil ya que, en su opinión, es fundamental llegar a acuerdos que permitan trabajar en esa dirección.

Narváez añadió que ante lo que ha ocurrido en las últimas horas su asociación está "estudiando" su inclusión en la futura Federación de Ecuatorianos de Madrid ya que, según resaltó, todavía no han firmado ningún documento legal. "Nosotros iremos a manifestarnos el sábado. Pero lo que deberíamos tener todos bien claro es que tenemos que desligarnos de cualquier manipulación política", indicó.

"No queremos hacer el juego político a nadie. Estamos con las víctimas y por la paz. Ahora se trata de mostrar solidaridad a los familiares de Carlos y Diego y estar todos contra el terrorismo. Debemos luchar para que finalmente llegue la paz, porque si llega la paz entonces tendremos libertad", añadió el presidente de ASCULDEE.