13 de julio de 2007

España.- El Gobierno condona 384,49 millones, toda la deuda de los países más pobres de mundo contraída antes de 2004

España pasa a ser el país que más lejos lleva sus condonaciones a los países HIPC por un total de 3.643 millones de euros

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros acordó hoy la condonación adicional de 384,49 millones de euros de deuda a los países más pobres y endeudados del mundo (HIPC) que beneficiará a 11 países, ocho africanos (Ghana, Mauritania, Tanzania, Senegal, Nicaragua, Mozambique, Uganda, República Democrática del Congo y Costa de Marfil) y tres latinoamericanos (Bolivia, Honduras y Nicaragua).

Mediante esta condonación se trata de completar la iniciativa multilateral HIPC de condonación de deuda a los países más pobres y endeudados del mundo. En concreto, se amplían las condonaciones que España concede a los países HIPC hasta incluir el conjunto de la deuda contraída antes del 31 de diciembre de 2003.

Con esta ampliación, España habrá condonado deuda a 26 países HIPC por un importe total de 3.643 millones de euros. De esta manera, España pasa a ser el país que más lejos lleva sus condonaciones a los países HIPC, ya que es el primero en fijar su fecha de corte para la condonación a los países HIPC en el 31 de diciembre de 2003.

Así se alinea con las Instituciones Financieras Internacionales, que utilizan esa misma fecha límite, mientras que los demás acreedores bilaterales oficiales la fijan en el 20 de junio de 1999, según informó el Gobierno al término del habitual Consejod e Ministros de los viernes.

Las condonaciones adicionales aprobadas encuentran su origen en la Ley de Gestión de Deuda Externa de 2006, en la que se preveía la renegociación y, en su caso, cancelación de la deuda de los países HIPC frente al Estado español contraída con anterioridad a 31 de diciembre de 2003.

Dentro de las opciones que daba la Ley, renegociación o cancelación de la deuda, el Gobierno ha optado por la condonación total, al entender que el sobreendeudamiento de estos países es un problema estructural que requiere de soluciones definitivas para que se puedan generar nuevas oportunidades de desarrollo.

Además, mediante la aprobación de este plan de condonaciones, el Gobierno adelanta en seis meses el mandato de las Cortes Generales de la Ley de Deuda de aprobar este plan antes del 31 de diciembre de 2007.

Igualmente, cumple con la propuesta de resolución recientemente aprobada en el reciente Debate sobre el Estado de la Nación, en la que se instaba al Gobierno a elaborar urgentemente un plan para renegociar y, en su caso, cancelar la deuda contraída hasta el 31 de diciembre de 2003 de los países pobres altamente endeudados.

Esta condonación se articulará de la siguiente manera: el 40 por ciento se realizará a través de programas de conversión de deuda y el 60 por 100 restante será condonaciones directas. La conversión de deuda en la condonación es un instrumento muy útil, ya que permite ligar al máximo la condonación al desarrollo del país beneficiario. Además, los proyectos financiados con cargo a los programas de conversión serán proyectos de desarrollo seleccionados conforme a las prioridades de desarrollo de estos países.

Ésta no es la primera vez que el Estado español va más allá en sus compromisos con este grupo de países. El Consejo de Ministros de 8 de julio de 2005 aprobó una ampliación de los compromisos de condonación de la deuda de estos países con España que ascendió a 366 millones de euros.

Tras la puesta en marcha de la Iniciativa Multilateral de Alivio de la Deuda (Multilateral Debt Relief Initiative) lanzada por un conjunto de Instituciones Multilaterales (FMI, Banco Mundial y Banco Africano de Desarrollo) en julio de 2005, España se sumó a esta iniciativa participando con 801 millones de euros.

El presente Plan de condonación da continuidad a los esfuerzos que el Gobierno está realizando para contribuir a resolver los problemas de sobreendeudamiento de los países pobres. A lo largo de la Legislatura se ha acordado ya la condonación de 1.017 millones de euros, incluyendo la condonación de 384,49 millones aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

Tras estas condonaciones la deuda restante de los países HIPC frente al Estado español será exclusivamente la contraída con posterioridad al 1 de enero de 2004, que asciende a 55 millones de euros, y que está relacionada con proyectos actualmente en ejecución.