13 de octubre de 2006

España.- El Gobierno subraya el crecimiento "sin precedentes" de ayuda española al desarrollo en los tres últimos años

En 2007 se volverá a alcanzar un máximo histórico de ayuda española al desarrollo a América Latina superando los 700 millones de euros

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros recibió hoy un informe sobre la Lucha contra la Pobreza y en favor de un desarrollo humano equitativo y sostenible son elementos esenciales de la agenda del Gobierno. Reducir la pobreza es un deber ético para la ciudadanía de los Estados más prósperos como España, y un compromiso ineludible para sus Gobiernos e instituciones.

Por esta razón la ayuda española al desarrollo "ha crecido en los tres últimos años de manera sin precedentes no sólo en nuestro país, sino también en la comunidad internacional de donantes", estimó el Gobierno en las referencias. Esta realidad se ha constituido sobre dos ejes: por un lado, cumplir con los compromisos adquiridos y que la ayuda sea "predecible y sostenida" en el tiempo, con el horizonte de poder alcanzar el 0,7 por ciento en el año 2012.

"Su principal objetivo, la lucha contra la pobreza, se entiende no sólo como la necesidad de superar la carencia de rentas mínimas, sino también como la de ampliar los derechos, oportunidades y capacidades de la población desfavorecida del planeta", se añade.

En opinión del Ejecutivo, "se ha procurado y conseguido, con la participación y colaboración de todos los actores políticos y sociales, construir un consenso que eleva la política de cooperación internacional para el desarrollo a la categoría de política de Estado, propiciando que se cumpla la primera condición necesaria para su eficacia".

El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2007 "confirma" que España habrá duplicado su Ayuda al Desarrollo antes del final de la legislatura. "Sí en 2004 se destinaron 1.985 millones de euros, en 2007 nuestro país se situará en torno a los 4.200 millones, es decir, el 0,42 por 100 de la Renta Nacional Bruta. De esta manera, en los tres años entre 2005 y 2007, España desembolsará en concepto de Ayuda Oficial al Desarrollo un importe superior al correspondiente al periodo de siete años entre 1997-2003", hace hincapié.

Las políticas españolas de Lucha contra la Pobreza "asumen y aplican" el contenido de la Declaración de París sobre eficacia de la ayuda que se basa en cincos Compromisos de Cooperación, desarrollados a través de la mutua responsabilidad y que deben ser interpretados a la luz de la situación específica de cada país socio.

España dispone por primera vez de Documentos de Estrategia País y Documentos de Estrategia Sectorial, que han permitido incorporar los compromisos de armonización, alineamiento y apropiación como principios básicos que definen las prioridades y criterios de intervención de las políticas españolas en los países donde se trabaja.

"PREDICTIBILIDAD" DE LAS AYUDAS ESPAÑOLAS

La aprobación del Plan Director de la Cooperación Española 2005-2008 ha aumentado la "predictibilidad" de las ayudas españolas, condición básica para la eficacia en el desarrollo. Por su parte, la realización de evaluaciones estratégicas y la generalización de una cultura de evaluación dirigida a la incorporación de lecciones aprendidas permite garantizar la adecuada orientación de la planificación y gestión hacia los resultados pretendidos.

Igualmente, se regula la gestión orientada a resultados, compromiso por el cual los donantes y receptores se comprometen a mejorar la administración de los recursos, toma de decisiones y progresos sobre la base de las estrategias nacionales de lucha contra la pobreza y programas sectoriales, así como la rendición de cuentas que es un compromiso entre donantes y socios de mutua responsabilidad sobre los resultados del desarrollo.

España ha incrementando sus contribuciones a organismos multilaterales con el fin de alcanzar un nivel de esfuerzo en consonancia con su peso económico. "Si en 2005 nuestras contribuciones a Organismos Internacionales no Financieros alcanzaron los noventa millones de euros, en 2006 se superarán los trescientos millones lo que significa multiplicar por tres en un año. Para 2007 la previsión de contribuciones a organismos internacionales no financieros es superar los setecientos millones de euros", indica el documento.

Las contribuciones a organismos internacionales no financieros a las grandes familias de las Naciones Unidas y en todos los organismos han multiplicado su contribución voluntaria en algunos casos por cuatro (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo humano) o "incluso" por siete a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Existen, además, otras realidades como que las contribuciones españolas a UNICEF se ha incrementado en un 525 por 100 o que en 2007 nuestra contribución de cien millones de dólares al Fondo Global de Lucha contra el Sida será la misma que la realizada conjuntamente en los tres años anteriores.

"Hay que destacar también la Iniciativa contra el Hambre y la Pobreza (IHP) en la que España, junto con los otros países integrantes (Brasil, Chile, Argelia, Francia y Alemania), trabaja en la búsqueda de aquellas fórmulas susceptibles de permitir aumentar muy significativamente el volumen de financiación al desarrollo.

En este marco de la IHP, España ha apoyado decididamente, la "Facilidad Financiera Internacional para la Vacunación", cuyo fin es lograr la vacunación masiva contra enfermedades mortales para los niños en muchos países en desarrollo (polio, hepatitis B). España aportará una cantidad de 240 millones de dólares durante los próximos veinte años al proyecto de la Alianza Global para Vacunas e Inmunización. De 2006 a 2025, España desembolsará cada año, nueve millones de euros", manifiesta el Gobierno.

ÁFRICA SUBSAHARIANA Y LATINOAMÉRICA

De los treinta países más pobres del mundo, veintiocho están en el África Subsahariana. Un africano tiene una esperanza de vida media de 46,3 años, y más de la mitad de subsaharianos sobreviven con menos de un dólar al día. El 70 por ciento de casos de sida en el mundo está en África. Por estas realidades España ha multiplicado por tres los recursos destinados a la región Subsahariana, superando los cuatrocientos millones de euros de Ayuda al Desarrollo en 2006. Para todo el continente africano la previsión es de unos seiscientos millones de euros. Es imprescindible, por tanto mantener ayuda sostenida a largo plazo en la región.

En cuanto a América Latina, en 2007 se volverá a alcanzar un máximo histórico de ayuda española al desarrollo a la región superando los setecientos millones de euros. "Se puede afirmar que existen unas señas de identidad claras y definidas de la cooperación española en la región: se supera una ayuda al desarrollo de concepción asistencialista y se pasa a una orientación que destaca el fortalecimiento institucional y el refuerzo de capacidades, en un claro enfoque de desarrollo humano".

España está presente en varis de las crisis humanitarias que existen en el planeta, principalmente en la región subsahariana, donde hay ejemplos como los treinta millones de euros para atender la crisis que azota Sudán desde 2005 donde hasta 2004 estábamos ausentes como Gobierno. El presupuesto para el capítulo de ayuda humanitaria y de emergencia crecerá en 2007, al menos, un 38 por 100.

"Por primera vez desde 2006 España es contribuyente del nuevo Fondo de Naciones Unidas para Emergencias que permitirá atender cualquier emergencia en menos de 72 horas, así como poder responder a muchas emergencias olvidadas, especialmente las que sufre África. Se trata de una participación financiera de diez millones de dólares (8,5 millones de euros) que sitúa a España como séptimo donante mundial y en 2007 se seguirá reforzando esta participación", concluye el Gobierno.