18 de diciembre de 2007

España/Iberoamérica.- De la Vega afirma que las empresas españolas juegan un papel "central" en la "imagen exterior"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy que las empresas españolas constituyen "el elemento central de la imagen exterior" del país y juegan un papel "determinante" en Iberoamérica, "uno de los ejes prioritarios" de la política internacional española".

"Las empresas españolas son en la actualidad uno de los principales motores de la intensificación de los intereses compartidos a uno y otro lado del Atlántico", afirmó la vicepresidenta durante la clausura de la reunión del Patronato de la Fundación Empresa y Crecimiento (FEC).

"Nuestras empresas constituyen un elemento central de la imagen exterior de España", prosiguió. "Son destacadas embajadoras de los valores de nuestra sociedad en el mundo, de su carácter dinámico y emprendedor, de su capacidad de esfuerzo y fiabilidad, pero también de su profundo sentido de la solidaridad", manifestó De la Vega.

A su juicio, "el mundo empresarial juega un papel determinante, aportando su tarea y experiencia y reforzando la eficacia de la política exterior proyectada por el Gobierno". "Así ha sido, y de manera ejemplar, en el caso de Iberoamérica", una región que "ha sido en esta legislatura uno de los ejes prioritarios sobre los que hemos construido nuestra política internacional", declaró.

La vicepresidenta destacó que "todas" las empresas españolas "mantienen un compromiso de largo alcance con los países en los que se han instalado". "Sé que no siempre ha sido así, ni es fácil", admitió. "Aunque no cabe duda de que con la generalización de la democracia ha llegado a Iberoamérica una mayor estabilidad y seguridad jurídica, persisten dificultades e incertidumbres que las empresas españolas han tenido siempre la voluntad de superar siempre con voluntad de diálogo y una enorme generosidad", manifestó.

En este sentido, "en justa compensación, y cumpliendo el deber de proteger a sus ciudadanos nacionales y sus legítimos intereses tanto dentro como fuera de España, el Gobierno ha estado con las empresas españolas y ha apoyado su posición y sus derechos como parte importante de su acción exterior", afirmó De la Vega. "Y, por supuesto, ha ejercido su labor política y diplomática en apoyo de su posición con la máxima implicación y compromiso", agregó.

LA FEC

La FEC es una entidad sin ánimo de lucro que promueve el desarrollo empresarial a través de la constitución de fondos de capital riesgo destinados a facilitar a las pequeñas y medianas empresas recursos financieros para desarrollar proyectos que contribuyan a la modernización económica, la generación de riqueza y la creación de empleo.

Según su presidente, el ex ministro de Asuntos Exteriores y ex comisario europeo Abel Matutes, la fundación refleja "la fuerte actividad inversora de las empresas españolas en el exterior". "En los últimos diez años el mundo de la cooperación ha vivido importantes cambios", declaró.

"Las inversiones de las empresas en esta primera década del siglo cumplen parte del papel que a lo largo del siglo XX desempeñaban las instituciones oficiales" en la cooperación al desarrollo y ejercen una función "complementadora de la simple ayuda oficial al desarrollo", afirmó. "Las empresas no sólo aportan capital sino, lo que es más importante, tecnología y conocimiento", añadió.

Por su parte, la vicepresidente de la FEC, la empresaria y presidenta de Banesto Ana Patricia Botín, declaró que "la colaboración entre lo público y lo privado es el presente y el futuro", ya que es necesario "que haya incentivos privados para que los proyectos sociales funcionen".

La FEC es una iniciativa de una veintena de compañías españolas con inversiones en América Latina, a la que pertenecen, entre otras, el Grupo PRISA, Recoletos, el Grupo Santander, REPSOL-YPF, Unión Fenosa, el Grupo Dragados, Telefónica, Sol Meliá, Garrigues Abogados, Grupo de Empresas Matutes, Grupo Gestamp, Grupo Iberostar y Grupo Santander, así como el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La fundación participa en estos momentos en dos proyectos en Iberoamérica de financiación de pequeñas y medianas empresas. Uno de ellos es el fondo PYMEX mexicano, en el que la fundación aporta 7,5 millones de dólares (el 33,6 por ciento de un fondo inicial total de 22,3 millones de dólares).

El otro proyecto es el fondo PYMAR argentino, que se espera poner en marcha a lo largo de 2008 y en el que la FEC aporta cinco millones de dólares de un total de 22 millones. Aparte, las agencias gubernamentales Fondo de Inversiones en el Exterior (FIEX) Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES) aportan otros cinco millones entre los dos.