9 de abril de 2015

España, invitada especial a la Cumbre de las Américas en Panamá

España, invitada especial a la Cumbre de las Américas en Panamá
EXTERIORES.GOB.ES

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

España asistirá como invitada especial a la histórica Cumbre de las Américas que arrancará este viernes en Panamá y en la que coincidirán por vez primera los presidentes de EEUU y de Cuba, pues nunca antes el régimen castrista había sido invitado a participar en esta cita.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, encabezará la delegación española y estará presente en Panamá desde la ceremonia de inauguración que acogerá el viernes el Teatro Anayansi.

También participarán en la cumbre como invitados especiales el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, entre otros.

Una portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha explicado a Europa Press que la invitación a España para participar en esta cumbre se explica por la "relación especial" que este país mantiene con Iberoamérica.

Se espera la asistencia a esta cumbre de todos los mandatarios del continente americano, con la única excepción confirmada de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, como consecuencia de los daños provocados por las inundaciones en su país.

El acercamiento entre EEUU y Cuba, por un lado, y las tensiones entre Washington y Venezuela, por otro, centrarán el interés de la cita. Muchas miradas estarán puestas en el que será sin duda uno de los momentos históricos que dejará la cumbre: el saludo entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el cubano, Raúl Castro, después de que ambos anunciaran el pasado 17 de diciembre que los dos países iban a reanudar las relaciones diplomáticas.

También se especula con la posibilidad de que el presidente estadounidense aproveche la cita para anunciar oficialmente la salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Según ha informado la CNN, el Departamento de Estado ya ha enviado la recomendación formal a Obama para que dé este paso.

La salida de Cuba de esta lista es una de las condiciones que ha impuesto La Habana para proceder a la reapertura de las respectivas embajadas en el marco del proceso de 'descongelación' de las relaciones iniciado el pasado diciembre.

En este sentido, el diputado del PP Teófilo de Luis ha pedido a Obama que "no olvide su compromiso con los Derechos Humanos y las libertades" en sus negociaciones con Cuba, pues la prioridad debe ser propiciar reformas estructurales en la isla que beneficien al pueblo cubano antes que hacer negocios.

VENEZUELA

Pero la histórica presencia de Cuba en una Cumbre de las Américas podría verse eclipsada por el último rifirrafe entre Estados Unidos y Venezuela.

Obama aprobó en marzo pasado una orden ejecutiva por la que se considera a Venezuela una amenaza para la seguridad de EEUU además de imponer sanciones a varios altos cargos de la Administración de Nicolás Maduro por abusos de los Derechos Humanos. La medida ha provocado las iras del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ha puesto en marcha una campaña para recoger 10 millones de firmas reclamando a Obama que la revoque.

La intención de Maduro es entregar a su homólogo estadounidense las firmas y, según los últimos datos revelados por el Gobierno venezolano, ya se estaría cerca de la cifra de los 10 millones.

El choque con Venezuela ha puesto a Obama en una situación incómoda, pues han sido varios los países que han salido en defensa de Maduro, principalmente los integrantes del ALBA, pero también algunos aliados tradicionales de Washington, como el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

En cualquier caso, esta VII Cumbre de las Américas puede abrir un nuevo capítulo en las relaciones interamericanas ya que permitirá que Obama y Castro dejen atrás las profundas divisiones ideológicas que lastraron a la región durante décadas, en palabras del presidente anfitrión, el panameño Juan Carlos Varela.