5 de agosto de 2008

España/México.- De la Vega da su apoyo a las reformas emprendidas por México y pide más agilidad en los trámites

Traslada al presidente Calderón que España no aplicará a ningún latinoamericano la directiva de retorno

MEXICO DF, 5 Ago. (Del enviado especial de Europa Press, Paulino Guerra) -

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, comunicó hoy al presidente de México, Felipe Calderón, el apoyo del Ejecutivo español a las diversas reformas emprendidas por su Gobierno, sobre todo en el campo energético. Asimismo, le trasladó las conversaciones que ayer mantuvo con una representación de grandes empresas españolas asentadas en el país.

De la Vega expresó la satisfacción de los empresarios españoles por el trabajo que realizan en el país, su compromiso de permanecer a largo plazo, el buen funcionamiento de la seguridad jurídica y la transparencia, pero también su deseo de que la administración azteca "agilice un poquito más los trámites".

En rueda de prensa, De la Vega dijo que todas las administraciones siempre tienen que establecer un equilibrio entre los trámites que hay que llevar a cabo para mantener el control de las actuaciones y al mismo tiempo buscar elementos de eficiencia. Calderón se mostró consciente de esa necesidad, indicando que forma parte del conjunto de reformas que su Gobierno está poniendo en marcha.

En cuanto a las reformas, De la Vega expresó a Calderón que España valora positivamente el proceso de reformas iniciados en determinados sectores estratégicos, animándole a seguir por esa vía, porque va a redundar en una mayor apertura de la economía del país y a mejorar la rentabilidad de sus propios recursos.

Además hablaron en concreto de algunos sectores estratégicos como el de las telecomunicaciones o inversiones en medios de comunicación. En estos asuntos, De la Vega explicó que el Gobierno español está estudiando en las reformas que va a llevar a cabo la introducción del principio de reciprocidad, sobre todo en materia de medios de comunicación. Calderón entendió la estrategia española y le dijo a De la Vega que en el proceso de reformas tiene un calendario que irá aplicando en los próximos meses, de manera que después de la reforma del sector energético impulsará otras que permitan seguir avanzando en la línea iniciada.

DIRECTIVA DE RETORNO

Al igual que hará con otros mandatarios durante su gira iberoamericana, De la Vega comunicó a Calderón la posición española sobre la directiva europea de retorno, que prevé elevar hasta 18 meses la retención de los inmigrantes irregulares. La vicepresidenta explicó la política de inmigración "legal y ordenada" de España y la UE, comunicándole que España no aplicará esa directiva, para tratar de evitar cualquier malentendido.

Asimismo, De la Vega informó a Calderón de la iniciativa para que los emigrantes con residencia permanente puedan votar en las elecciones municipales españolas, expresando su deseo de que los mexicanos también puedan incorporarse a ese derecho. Calderón acogió favorablemente la medida y se mostró dispuesta a estudiarla, aunque México podría tener que reformar la normativa, para que pueda cumplirse el derecho de reciprocidad, requisito imprescindible para que los extranjeros no comunitarios puedan votar.

AGRADECIMIENTO APOYO CONTRA ETA

Por otra parte, la vicepresidenta expresó a Calderón el agradecimiento por la colaboración prestada por su Gobierno permanentemente en la lucha contra el terrorismo. Asimismo, De la Vega dio el apoyo español a la dura lucha que mantienen las autoridades mexicanas contra la delincuencia y el narcotráfico, y ofreció toda la colaboración.

También acordaron estudiar la posibilidad de buscar un acuerdo para apoyar al Gobierno mexicano en la introducción del juicio oral en materia penal, que tendría como objetivo establecer mayores garantías de imparcialidad. El último tema tratado fue la Cumbre Iberoamericana que se celebrará en San Salvador. En este asunto acordaron la posibilidad de explorar alguna propuesta conjunta en materia de drogadicción.