13 de julio de 2006

España.- Miguel Sebastián propone para Latinoamérica un plan "a la europea" liderado por EEUU y apoyado por España

SANTANDER, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián, propuso hoy la creación de un plan de integración para Latinoamérica que permita a la región "despegar" económicamente y que, salvando las diferencias, sea similar a los programas de cohesión de la Unión Europea (UE). Ese plan, según Sebastián, debería liderarlo Estados Unidos y en él podría coparticipar España.

El Gobierno estadounidense debería decidirse por una apuesta "valiente e innovadora" y poner en marcha un programa de esas características, donde combine su idea del Area de Libre Comercio (ALCA) con una política de fondos de cohesión "a la europea" porque, según resaltó, le permitiría recuperar su liderazgo en la región, que ha perdido en las últimas décadas por sus políticas intervencionistas.

Sebastián hizo esta propuesta en Santander durante su participación en la clausura del 'V Encuentro España-Latinoamérica camino de los bicentenarios de la independencia: riesgos y oportunidades del nuevo ciclo presidencial del continente', en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que están teniendo lugar en el Palacio de la Magdalena de la capital cántabra.

Con respecto al papel que podría tener España en ese programa, el director de la Oficina Económica delpPresidente del Gobierno consideró que debería participar junto a Estados Unidos aunque no lo hiciesen el resto de los países europeos. Pero Sebastián se mostró convencido de que varios estados miembros también lo haría. "España tiene una responsabilidad histórica con la región y le interesaría participar", añadió.

Sebastián explicó con un ejemplo como podría financiarse ese programa. El plan europeo tiene un presupuesto del 1% del Producto Interior Bruto (PIB), y en torno al 40% se dedica a cohesión. Por eso, si Estados Unidos destinará el 0,4% de su PIB a un programa de estas características contaría con 50.000 millones de dólares anuales para ayudar a la región, indicó.

De hecho, recordó que en la Casa Blanca ya hubo un plan de ayuda a Latinoamérica parecido durante la presidencia de John F. Kennedy, llamado 'Alianza para el Progreso', que proponía un enorme esfuerzo de cooperación para satisfacer las necesidades básicas de la región, basado en inversiones sociales, potenciación de la democracia y atención a las políticas económicas.

Cuando se le cuestionó si cree que Estados Unidos estaría dispuesto a lanzar un plan de estas características, teniendo en cuenta su tradicional intervencionismo en la región, Sebastián respondió. "El problema es que el poderoso se de cuenta de su propia miopía y que entienda que el bienestar de sus países vecinos al final redundaría en su propio beneficio", añadió.

Con todo, Sebastián reconoció que para que este plan pudiera funcionar y no se convirtiese en un "auténtico fracaso" debería contar con la voluntad política de los países latinoamericanos de integrarse, tal como se hizo en Europa a mediados del siglo pasado. "Pero la verdad es que no sé si existe esa voluntad en Latinoamérica y mucho me temo que sin ella no funcionaría", añadió.

Por último, el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno consideró "improbable" que su propuesta, que es "a largo plazo y con un horizonte muy amplio", pudiera ser liderada por un grupo de países de la región ya que ninguno de ellos está en condiciones de poder endeudarse lo suficiente como para obtener los recursos necesarios para su puesta en marcha.

(EUROPA PRESS ECONOMIA)