10 de enero de 2007

España.- La ministra de Exteriores colombiana afirma, en relación con ETA, que con terrorismo no se puede negociar

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores de Colombia, Mª consuelo Araujo, que se encuentra de visita en España, afirmó esta noche que con terrorismo y violencia no se puede negociar, en relación al reciente atentado de ETA en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas, el pasado 30 de diciembre.

"Colombia, que ha padecido el terrorismo en su territorio, con nuestra población; que ha sentido el dolor y que siente el dolor español propio, porque son muchas las razones que nos unen a España, solo puede compartir la visión de que con terrorismo, con dolor, con violencia no se puede negociar", afirmó Araujo en declaraciones al programa 'Diario de la noche' de Telemadrid, recogidas por Europa Press.

"En eso hemos compartido las perspectivas y las opiniones que en muchos momentos han ido en dirección del Gobierno, del presidente Rodríguez Zapatero hacia el Gobierno del presidente Álvaro Uribe en momentos críticos muy recientes de Colombia", añadió.

La jefa de la diplomacia colombiana afirmó además que el hecho de que los colombianos conozcan la lacra del terrorismo "con mucha profundidad y con mucho dolor" hace que sean muy solidarios con las víctimas y con el dolor español.

Sobre la situación política que vive Colombia tras la cancelación de las negociaciones hace unos meses, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que incluían el canje de secuestrados por las FARC por presos de esta guerrilla en cárceles colombianas, Araujo señaló en su país existe una "política de seguridad democrática que consiste en recuperar el territorio y el monopolio de las armas" por parte de la Policía.

"Recuperar la institucionalidad y garantizar que en colombia bajemos los índices de criminalidad para que los colombianos podamos vivir mejor combatiendo el crimen", dijo la ministra.

"Hay un elemento que nos diferencia, que es sumamente perverso en nuestra violencia colombiana, que es el narcotráfico. Hay que recordar que el narcotráfico es el combustible del terrorismo en Colombia", indicó.

Precisamente, el hermano de la ministra de Exteriores, Fernando Araujo fue liberado el pasado 5 de enero después de seis años de permanecer en cautividad a manos de las FARC. Fernando Araujo fue ministro de Desarrollo durante el Gobierno de Andrés Pastrana, y era uno de los 59 secuestrados considerados "canjeables" por la principal guerrilla de Colombia en caso de alcanzar un acuerdo humanitario.

Araujo señaló que el Gobierno colombiano ha de ser coherente en la lucha contra el delito y específicamente contra el narcotráfico y la delincuencia.

En ese sentido la responsable de la cartera de Exteriores señaló que el país ha experimentado mejoras, ya que según sus datos hoy en Colombia hay un 78 por ciento menos de secuestros y un 40 por ciento menos de muertes violentas que hace cuatro años.

"Todavía hay un camino largo por recorrer. Sin embargo hay también una mano tendida a los procesos de paz. Esta mano tendida se ha traducido en 42.000 personas que se han reinsertado a la vida y que se han reincorporado ala sociedad civil tras los procesos de paz que vienen de las Autodefensas (Autodefensas Unidas colombianas, AUC) y eso es un reto importante para nosotros como sociedad", indicó la ministra.

"Después de que sean juzgadas y paguen lo que la justicia determine, tendremos que darles oportunidades también", agregó.

La actitud del Gobierno de Uribe, dijo Araujo, es de "firmeza combinada con mano tendida", en la medida en que haya gestos de buena voluntad y siempre que no se produzcan actos terroristas.

Sobre los esfuerzos diplomáticos europeos en el proceso de paz colombiano la responsable de Exteriores explicó que se sienten respaldados por España y que reconocen el trabajo y el empeño de facilitar la paz en dicho país por parte de España, Francia y Suiza.

"Ha sido un grupo de tres países europeos que ha decidido liderar estas iniciativas, pero ellos también necesitan el interés manifiesto de parte de las FARC y si esto no se da es imposible avanzar", destacó la titular de Exteriores colombiana.

"Sentimos que hay comprensión y además hay cooperación explícita por parte española para ese reto que tiene nuestra democracia en materia de reinserción y reincorporación. La disposición del Gobierno colombiano es que Colombia pueda tener una situación de estabilidad, paz y que la vida sea el valor supremo en nuestro país", añadió Araujo.

En cuanto a la política internacional de Colombia con otros países de América Latina, la ministra reconoció que su país vive un momento complejo. Además señaló que la tradición de Colombia ha sido de independencia y de ejercer su soberanía en beneficio de los intereses de Colombia procurando unas buenas relaciones con los países de la región.

"Con Cuba tenemos una alianza estratégica; compartimos objetivos importantes con Estados Unidos. Hemos optado por mantener una relación pragmática, positiva y constructiva con nuestros vecinos", indicó Araujo.

Según la canciller, la posición del presidente Uribe es de no desgastarse en debates ideológicos sino en abordar proyectos concretos que lleven a soluciones, que en ocasiones comparten con países vecinos como Venezuela, para sus respectivas comunidades.

"Hay un respeto por el que tenemos que trabajar continuamente, por los asuntos internos de los vecinos y por el respeto que queremos que se profese por Colombia también. Cuando hay una línea constructiva y positiva, trabajas hacia proyectos que tienen que avanzar y no hacia debates que pueden generar un desgaste innecesario", indicó Araujo sobre los roces que, en ocasiones, se produjeron con países vecinos cuyos Gobiernos tienen otra línea ideológica, como es el caso de Venezuela o Ecuador.

"Nuestra relación con Venezuela, con el presidente Chávez y con el canciller, Nicolás Maduro es una relación positiva y pasa por muy buen momento", agregó la ministra, cuya visita a España concluye hoy.