15 de enero de 2007

España.- Las remesas de los inmigrantes baten un récord hasta octubre, superando los 5.000 millones de euros

El Gobierno adoptará este año distintas medidas para abaratar el coste del envío de remesas y proteger al consumidor

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las remesas de los inmigrantes que trabajan en España a sus países de origen batieron un récord entre enero y octubre de 2006, superando por primera vez los 5.000 millones de euros (5.002 millones), con un crecimiento del 34,7% frente al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos publicados por el Banco de España.

De esta manera, hasta octubre del pasado año las remesas enviadas por los trabajadores extranjeros superaron el importe total alcanzando en todo el año 2005 y que ascendieron a 4.614 millones de euros.

Sólo en el mes de octubre, los envíos de dinero de los inmigrantes se situaron en 576 millones de euros, lo que supone un récord mensual desde que hay serie histórica, lo que representa además un incremento del 40% frente a agosto del año pasado.

Después de octubre, agosto fue el segundo mes más activo en cuanto a estos envíos, con 559 millones de euros, seguido de mayo, con 543 millones y junio, con 525 millones de euros.

Los datos de la autoridad monetaria ponen de manifiesto la entrada creciente de inmigrantes en España, ya que desde el año 2002 las estadísticas del Banco de España reflejan que las remesas de inmigrantes han ido creciendo de forma paulatina desde entonces.

Así, las remesas de inmigrantes en 2002 representaron 2.844 millones de euros, cifra que ascendió en 2003 a 3.475 millones, en 2004 a 4.189 millones y en 2005 a 4.614 millones.

MEDIDAS DEL GOBIERNO.

Como consecuencia de este aumento paulatino de las remesas, el Gobierno impulsará este año un conjunto de medidas para facilitar y abaratar el coste de estas remesas que envían los trabajadores extranjeros a través del sistema bancario.

Igualmente, el Ejecutivo impulsará los acuerdos comerciales entre entidades financieras de países emisores y receptores de remesas, especialmente con instituciones financieras receptoras en zonas rurales aisladas, así como con organizaciones sin ánimo de lucro, como cooperativas de ahorro y crédito.

Del mismo modo, se adoptarán medidas de protección al consumidor, que favorezcan la transparencia del mercado, la lucha contra el fraude, las comisiones abusivas y los mejores tipos de cambio.

Por su parte, el dinero procedente de los españoles que viven en el extranjero aumentó un 11,3% en los diez primeros meses del año, hasta los 4.022 millones de euros.