España reprocha a Nicaragua su decisión de expulsar a la misión de DDHH de la ONU

España reprocha a Nicaragua su decisión de expulsar a la misión de DDHH de la ONU
1 de septiembre de 2018 REUTERS / OSWALDO RIVAS

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha expresado este sábado "su preocupación y rechazo" por la reciente decisión del Gobierno de Nicaragua de poner fin a la misión del equipo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

"Pedimos que el Gobierno nicaragüense reconsidere su decisión sobre la finalización de la misión, asuma las conclusiones del informe de la organización y asegure el cumplimiento de sus obligaciones de respeto a las convenciones internacionales de protección de los derechos humanos", ha hecho saber el Gobierno español.

El informe analiza lo ocurrido desde el pasado 18 de abril, cuando estallaron las protestas contra Ortega. El detonante fue una polémica reforma de la seguridad social, pero rápidamente se ampliaron hasta exigir la "democratización" de Nicaragua.

El Alto Comisionado distingue una primera fase, desde abril hasta mediados de junio, en la que la Policía y grupos de civiles armados afines al Gobierno reprimieron las manifestaciones haciendo un uso desproporcionado de la fuerza; una segunda, desde mediados de junio a mediados de julio, dedicada a la "limpieza" de barricadas y tranques; y una tercera, la actual, que consiste en la persecución y criminalización de todas las personas percibidas como críticas.

"La represión y las represalias contra los manifestantes prosiguen en Nicaragua, mientras el mundo aparta la vista", dice en el informe el Alto Comisionado, Zeid Raad al Husein, instando a la comunidad internacional a "velar por la plena exigencia de responsabilidades" por las violaciones de los Derechos Humanos cometidas.

El Gobierno de España, asimismo, insiste en la importancia que tiene la presencia en Nicaragua de mecanismos internacionales y regionales de protección y supervisión de los derechos humanos "y que estos mecanismos puedan ejercer plenamente sus funciones".

Así, y como en otras ocasión, por último, España, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, "reitera su apoyo al Dialogo Nacional y al papel mediador de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y pedimos a las partes que reanuden urgentemente el Dialogo Nacional".