19 de enero de 2007

España.- Rivero critica la "falta de respeto con el pueblo cubano" por la falta de información sobre la salud de Castro

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El periodista, escritor cubano y opositor al Gobierno de la isla caribeña, Raúl Rivero otorgó hoy credibilidad a las informaciones médicas aparecidas sobre la enfermedad del jefe del Estado cubano, Fidel Castro, a principios de esta semana en un medio de comunicación español.

Según estas informaciones, que citaron fuentes del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Castro, de 80 años de edad sufre desde antes de verano una "severa inflamación del intestino grueso denominada diverticulitis". Además, según este medio de comunicación, el líder cubano optó por eludir una ileostomía (apertura de un orificio artificial en el abdomen) por la incomodidad que le iba a suponer llevar una bolsa por la que evacuar. Esta decisión podría haber provocado un agravamiento de la situación del mandatario, según dichas fuentes médicas.

En declaraciones a Europa Press, Rivero afirmó, a su salida de la presentación del libro 'Cuba en el Siglo XXI, ensayos sobre la transición', que estas últimas informaciones le merecen credibilidad porque coinciden con el carácter autocráta del líder cubano.

"Este informe médico final, me parece que es coherente con el carácter de Castro, quien es un hombre que, por su soberbia y para mantener su imagen, es capaz de cualquier cosa. Este informe es perfectamente creíble". "Sea cual fuera la situación médica que tiene, (Castro) está fuera del Gobierno y del control", indicó Rivero.

El escritor afincado en España opinó también sobre el mutismo y falta de información en Cuba sobre el estado de salud de Fidel Castro, que consideró una desconsideración hacia todos los cubanos.

"Yo creo que es una falta de respeto con el pueblo cubano, que es único, que nunca les ha interesado a ellos. Es decir, ellos tienen un menosprecio infinito por el país, por el cubano humilde de la calle, que ni siquiera le informan de lo que está pasano. Por ejemplo la visita del médico español en Cuba, todavía no lo saben. Esa es la fuerza y la fiereza de esa dictadura que lo controla todo. Me parece que es una manera de menospreciar a la gente que trabaja, a la gente que los mantiene a ellos en el poder", declaró Riveró.

Con respecto a las noticias que llegan a la isla desde fuera sobre el estado de salud del Comandante y las reacciones que esto provoca entre los cubanos, el opositor indicó que el clima de incertidumbre es aún mayor en Cuba.

"Tengo contactos, sobre todo con la oposición y las familias de los presos. El clima de incertidumbre es enorme. Si aquí, que hay más información y no se sabe lo que va a pasar, se habla de 'procesos adivinatorios'; en Cuba, imagine en un país en el la cultura del rumor está en cada esquina", indicó Rivero.

"La gente no sabe lo que está pasando en su propio país. Hay muchos cubanos esperanzados en que haya un cambio, pero no tiene bases, información, de cómo van a ser las cosas ni para dónde van", añadió.

"Los sectores favorables a la Revolución, que están completamente desinformados están viviendo un clima de incertidumbre muy grande. Esto es un desasosiego, lo que pasa es que cuando llega un periodista y le pone un micrófono delante, ellos saben lo que tienen que decir. De modo que yo sé que en la Cuba profunda hay un desconcierto pero también deseos de cambio desde hace muchos años", sostuvo Rivero.

Raúl Rivero también definió cómo le gustaría a él que sucedieran las cosas después de Castro. "Me gustaría que el cambio en Cuba fuera absolutamente pacífico. Sin más crispaciones. El pueblo cubano se merece ese cambio pacífico porque ha sufrido mucho durante medio siglo. Creo que se merecen una transición, no una sucesión, hacia una sociedad democrática, sin sangre, sin enfrentamientos ni crispaciones para que la gente pueda vivir una vida normal, sin más caudillismos ni más eternidades en el poder", comentó.

El escritor finalizó realizando una valoración sobre el actual jefe del Gobierno de Cuba y hermano del Comandante, Raúl Castro. "Sabemos que es el segundo del Régimen. Ahora se están dando muchas visiones de que es una buena persona, simpático... pero tampoco sale y da un claro discurso en el que explique lo que va a hacer. Me propongo esto, voy a conducir Cuba por aquí, voy a abrir la sociedad hacia un proceso de cambio hacia la democracia..., no dice voy a salir de este 'ámbito coreano' que tiene Cuba...", explicó.

Raúl Rivero destacó además que si Raúl Castro deseara hacer cambios en la isla caribeña podría hacerlo. "Él tiene el control del Ejército, tiene las riendas del país y podría hacer cambios si quisiera; al igual que los pudo haber hecho Fidel si hubiera querido, después de todas las crisis que han pasado. Vamos a ver si Raúl quiere hacerlo", finalizó el escritor, quien está a punto de publicar un libro sobre sus vivencias en las cárceles cubanas, donde permaneció hasta finales de 2004.