24 de julio de 2007

España.- Roberto Flórez estuvo acusado en el año 2000 de estar infiltrado para espiar a Alejandro Toledo en Perú

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Roberto Florez García, el ex-agente del CNI detenido ayer en Tenerife acusado de vender información a un país extranjero, fue acusado en el año 2000 de haberse infiltrado en 'Perú Posible', el partido de Alejandro Toledo, para espiar al que fuera presidente del país andino.

El ex agente trabajaba como adjunto del agregado de información de la Embajada de España en Lima, Juan Coll Real, funcionario del CESID destacado en dicha sede diplomática, y hacía las veces también de asesor de la cúpula de la citada fuerza política, según informó en su día el diario 'La República'.

Dirigentes de 'Perú Posible' que trataron con Florez García recordaron que en febrero de 2000 el agente español se presentó, por medio de una periodista del equipo de campaña de Alejandro Toledo, como experto en temas de comunicación y precisando que tenía un puesto de auxiliar de oficina en la Embajada de España en Lima, sin explicar con detalle la actividad que realizaba.

En su día, al ser preguntada sobre la labor de Florez García, fuentes de la Embajada de España en la capital peruana confirmaron que era un empleado civil enviado desde Madrid para trabajar junto al agregado de información, Juan Coll, y que su trabajo consistía en recabar la información publicada por medios de comunicación del país, así como efectuar entrevistas a políticos, representantes de organizaciones sindicales y especialistas en distintos temas peruanos de interés para el Ejecutivo español.

"PERIODISTA AMIGO DE TOLEDO"

Ello le llevó a conocer de manera profunda la realidad política del país andino, como así lo demuestra el hecho de que en ocasiones llegara a suministrar información de interés para la Dirección del movimiento toledista. De hecho, el ex agente del CESID se convirtió en un periodista amigo de 'Perú Posible' y en un estrecho colaborador del entorno de Alejandro Toledo. Tanto que incluso llegó a participar en reuniones de trascendencia del partido.

Sin embargo, su presencia comenzó a llamar la atención de algunos miembros de seguridad de 'Perú Posible', cuando con el paso de los días intensificó su asistencia a las reuniones de la dirigencia del grupo, olvidándose, además, de su trabajo en la sede diplomática, que parecía no haberse percatado de que uno de sus secretarios auxiliares usaba el horario de oficina para estar en el interior de 'Perú Posible'.

En declaraciones a 'La República', funcionarios de la Embajada de España dieron a entender que Florez García tampoco informaba de sus actividades ni reportaba a la legación la información de la que disponía.

A finales de abril de 2000, el periodista Gustavo Gorriti, que se incorporó a 'Perú Posible' como asesor de prensa para la segunda vuelta de las presidenciales, enseguida sospechó de Florez García. Según recordó, sólo le hicieron falta cinco minutos para darse cuenta de que el ex agente no era un periodista.

EXPULSADO DE 'PERÚ POSIBLE'.

Así las cosas, la Dirección de 'Perú Posible' decidió expulsar de sus filas a Florez García al comprobar que se trataba de un agente que trabajaba para el CESID, por lo que fue obligado por sus jefes a retornar a Madrid y presentarse de inmediato en las oficinas del CESID.

Según fuentes diplomáticas de la Embajada de España consultadas por 'La República', antes de partir hacia España, Roberto Florez García fue sometido a un interrogatorio, en el que, entre otras cuestiones, se le preguntó sobre su presencia en la Dirección de 'Perú Posible'.