18 de diciembre de 2007

España/Venezuela.- El Rey al embajador de Venezuela en España: "Estoy encantado de tenerle aquí"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Rey Don Juan Carlos comentó hoy al embajador de Venezuela en España, Alfredo Toro, quien le presentó su carta credencial en el Palacio Real, que estaba "encantado de tenerle aquí", informaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

"Estoy encantado de tenerle aquí. Son tantos los lazos culturales e históricos que nos unen...", le dijo Su Majestad al embajador momentos antes de entrar en el despacho del Rey, en un breve intercambio de palabras que no llegó a ser perceptible para los periodistas presentes.

El embajador respondió entonces a las palabras del Rey: "Y tenemos un futuro común". El contenido y duración de la reunión que mantuvieron los dos, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, en el despacho de Su Majestad no ha trascendido, como es habitual.

Toro llegó al Palacio Real poco antes del mediodía en una carroza de gala tirada por seis caballos de raza holandesa, como marca el protocolo de la ceremonia de la presentación de cartas credenciales de los embajadores, propias de los países con monarquía y que aún se sigue, además de en España, en Inglaterra, Suecia y Países Bajos.

Don Juan Carlos recibió al embajador en la Cámara Oficial del Palacio Real, acompañado de Moratinos, el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, el secretario de la Casa, Ricardo Díez Hochleitner, y el jefe del Cuarto Militar, teniente general Carlos Victoria de Ayala.

Toro se presentó, estrechó la mano del Rey, quien le respondió con una sonrisa, y le entregó dentro de un sobre su carta credencial, en la que Venezuela pide a España que reconozca las actividades que realizará el embajador en representación de ese país. A continuación, le presentó a los principales cargos de la legación venezolana en Madrid y pasó a reunirse con Don Juan Carlos y Moratinos en el despacho del Rey.

España reconoce así al nuevo embajador de Venezuela, que tomó posesión de su cargo el 30 de octubre pasado, antes de que Caracas haga lo propio con Dámaso de Lario, el diplomático que España nombró en verano pasado para dirigir la legación española en el país sudamericano en sustitución de Raúl Morodo.