8 de noviembre de 2006

España/Venezuela.- Venezuela tilda de "vergonzosa y patética" la actitud de Mayor Oreja y Moragas en su visita a Caracas

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador venezolano en España, Arévalo Méndez, tildó hoy de "vergonzosa y patética" la actitud del eurodiputado 'popular' Jaime Mayor Oreja y el diputado y del secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, en Venezuela ya que durante su reciente visita a Caracas se presentaron como representantes del Parlamento Europeo.

"Quisieron engrandecer su presencia en Venezuela haciéndose pasar por enviados del Parlamento Europeo, cuando en realidad no son más que voceros de grupos sectarios, conocidos ya en Venezuela por su participación y bendición en el pasado a las maniobras opositoras contra el orden constitucional", destacó Méndez.

En su opinión, es "patético" que estos "gestores electorales pretendieran usurpar la representación y las funciones de los observadores internacionales del Parlamento Europeo, teniendo que ser desmentidos de forma bochornosa".

El embajador explicó que no le "sorprende ni inquieta" que expresen su apoyo a una de las candidaturas opositoras a la Presidencia de Venezuela porque no se trata de un "respaldo capaz de hacer el milagro de cambiar el destino que la mayoría de los venezolanos ratificará en la próxima elección del 3 diciembre". "Ya los mismos personajes coincidieron en abril de 2002 en la proclamación de un tirano en Miraflores", añadió.

El diplomático venezolano cuestionó "la precariedad y monotonía" en el discurso de estos grupos, pero sobre todo rechazó "la insistencia de los defensores del credo derechista y neoliberal en querer encapsular la emergente realidad latinoamericana y caribeña en la visión euro centrista".

Asimismo, lamentó que estos dirigentes "desaprovecharan" su visita a Venezuela para repetir "el desgastado y mil veces negado discurso del Gobierno tiránico que ellos mismos niegan al hacer amplio uso de la garantizada libertad de despotricar del Gobierno venezolano y luego recrearse con una buena cena y una larga noche en Caracas, sin ser expulsados ni encarcelados por sus opiniones como ellos sugieren que ocurre" en el país sudamericano.

"Dicen que se inquietan por la permanencia en el poder del presidente Chávez cuando ése es un asunto de los venezolanos y de sus instituciones, como es asunto de los españoles y sus instituciones la duración en el poder de funcionarios electos que se mantienen durante varios años en sus cargos por voluntad popular", resaltó.