15 de julio de 2007

España.- Zapatero agradece a Calderón su apoyo a la inversión y pide a los empresarios que sigan apostando por México

El presidente mexicano anuncia la creación de un nuevo aeropuerto en la Riviera Maya, una reivindicación de los hoteleros españoles

CANCÚN, 15 Jul. (De la enviada especial de Europa Press, Lucía López Rojo) -

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció hoy al Ejecutivo de Felipe Calderón el apoyo que está prestando a las compañías turísticas españolas con intereses en México e hizo un llamamiento a los empresarios de España para que continúen invirtiendo en el país azteca.

Zapatero realizó estas manifestaciones en presencia del presidente mexicano, Felipe Calderón y de los responsables de las cadenas hoteleras españolas presentes en México, que se reunieron en Cancún, con motivo de la visita oficial que realiza estos días el jefe del Ejecutivo español a este país. En el encuentro participó también el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, y su homólogo mexicano en materia turística, Rodolfo Elizondo.

El jefe del Gobierno español, destacó la aplicación "decidida" de distintas políticas desarrolladas por el Ejecutivo federal y de los distintos estados para desarrollar el potencial turístico del país.

Tras señalar que los fondos destinados al turismo se han incrementado en un 37 por ciento, hizo hincapié en que las autoridades mexicanas están trabajando también para potenciar nuevos destinos y diversificar la oferta turística, sobre todo en lo relativo al turismo cultural.

"Fruto de estas políticas, México es hoy el octavo destino turístico del mundo", enfatizó Zapatero quien puso en valor la "seriedad de los esfuerzos" que están realizando las autoridades mexicanas en esta materia e hizo un repaso del crecimiento de la inversión turística española en la zona, que calificó de "espectacular".

Así, relató que en los últimos seis años el número de habitaciones de hoteles españoles ha pasado de 15.000 a 35.000, lo que implica un crecimiento del 90 por ciento, y que, para los dos próximos ejercicios tienen proyectado operar otras 12.500 en 27 nuevos complejos hoteleros.

MAS DE CIEN HOTELES ESPAÑOLES.

La mayoría de estos hoteles se encuentran en el Caribe Mexicano, pero las empresas españolas tienen también centros en otras zonas como la costa del Pacífico, donde se encuentran el 18 por ciento del total, o las ciudades del interior, que albergan el 12 por ciento de los más de cien hoteles españoles que hay actualmente en el país. La inmensa mayoría de éstos son de cinco estrellas (74 por ciento) o de cuatro (24 por ciento).

España es actualmente el segundo inversor en México, tanto a nivel general como en el sector turístico, y sólo tiene delante a Estados Unidos. En 2006 la inversión privada ascendió a casi 3.000 millones de dólares, el 27 por ciento de procedencia extranjera, de este porcentaje, el 51% era capital estadounidense y el 39% español. Concretamente, en México hay 21 cadenas españolas con 101 hoteles.

Tras esta exposición de la evolución del sector en la zona, el presidente del Gobierno se mostró convencido de que hay "nuevas posibilidades turísticas" en el país. "Desde España, desde las empresas españolas, queremos mandar un mensaje de apuesta por México y de colaboración con México en todos los ámbitos", indicó, subrayando que el deseo de España es poder contribuir al "fortalecimiento de la economía mexicana y al desarrollo del país".

En este contexto, aseguró que la intención del Gobierno es que la inversión española ayude a la creación de empleo en México y a la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores del sector, así como que todos los agentes del turismo velen por la "preservación del medio ambiente que lo sustenta".

PETICIONES DE LOS EMPRESARIOS.

Por su parte, Calderón se mostró convencido de que México tiene "un gran potencial turístico" y puede seguir el ejemplo de España en este sector. Además, aprovechó para anunciar la creación de un segundo aeropuerto en la Riviera Maya, una reivindicación de los empresarios españoles, que minutos antes le había planteado el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, Javier Gómez Navarro, quien actuó como portavoz de todos los empresarios presentes.

El presidente de la República de México no dio más detalles del nuevo aeropuerto y se limitó a enmarcarlo en el "ambicioso" plan de infraestructuras que prevé presentar el próximo miércoles.

También anunció que habrá una 'ventanilla única' para que los inversores puedan cumplir con más agilidad los trámites para la concesión de permisos y garantizó que se trabajará para la creación de infraestructuras sociales y de servicios en la zonas turísticas (escuelas, centros médicos, etc), que fueron otras de las peticiones que le realizaron los empresarios hoteleros.

Asimismo, les dejó claro que no bajará la guardia y continuará luchando para preservar a las zonas turísticas de los problemas de delincuencia que padecen otras partes del país. También anunció su intención de crear un registro de la propiedad federal para paliar algunos de los problemas que surgen de la identificación de los propietarios de las tierras que se expropian para los complejos turísticos.

"INVERTIR EN MEXICO ES UN BUEN NEGOCIO".

"Invertir en México es muy buen negocio y una gran decisión", proclamó Calderón ante el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de los presidentes de Hoteles Riu, OHL, Globalia, Viajes Marsans, Barceló y Grupo Martinon Grumasa.

Calderón explicó que el turismo representa más del 8% del PIB mexicano, emplea a doce millones de personas y es la tercera fuente de entrada de divisas. Según señaló, en el primer semestre de 2007 la inversión extranjera en este sector ascendió a 3.000 millones de dólares, el 67% de los cuales tiene procedencia española.

Pero Calderón está convencido de que estas cifras pueden seguir creciendo porque su país es uno de los destinos "de inversión del mundo". Así, se refirió a los 11.000 kilómetros de litoral con los que cuenta el país, la mayoría de los cuales sin desarrollar, e hizo hincapié en que en los próximos años se apostará por impulsar el turismo cultural y de naturaleza y aventura. "Queremos ser el quinto destino turístico del mundo y duplicar los ingresos ganados por el sector", remarcó Calderón.

Actualmente, México ocupa el quinto lugar en ese ranking al recibir 2,3 millones de turistas, de los que más de 250.000 son españoles, una cifra similar a la de los turistas mexicanos que viajan a España.

Calderón agradeció a Zapatero que animara a los españoles a invertir en su país y felicitó a los que ya "han creído" en este potencial y están presentes en el "México fuerte y ganador que están creando los mexicanos".

Por último, remarcó que el pueblo mexicano "recibe con los brazos abiertos al mandatario español", en clara respuesta a los partidarios del ex candidato presidencial del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, quienes ayer, a través de un portavoz, denunciaron que Zapatero no era bienvenido en México por haber reconocido la victoria de Calderón en las elecciones de julio de 2006 antes de que las autoridades electorales estudiaran las denuncias de fraude planteadas por López Obrador.