El Estado de Guatemala ratifica que trasladará su embajada en Israel a Jerusalén

El Estado de Guatemala ratifica que trasladará su embajada en Israel a Jerusalén
6 de marzo de 2018 REUTERS - ARCHIVO

GUATEMALA, 6 Mar (Notimérica/Notimex).-

El Gobierno del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, defendió este lunes la decisión de trasladar la embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén en mayo, días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haga lo propio.

El portavoz presidencial, Heinz Hiemann, afirmó en una rueda de prensa que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es una decisión "soberana" de Morales, que como jefe de Estado de Guatemala dirige la política exterior del país.

Declinó referirse a la molestia de la Autoridad Palestina y de los países de la Liga Árabe, que consideraron poco amistosa y provocadora la actitud del Gobierno de Guatemala de llevar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, cuyo sector oriental es un territorio reivindicado por los palestinos.

Afirmó sin embargo que el Gobierno guatemalteco "es respetuoso de cada uno de los estados que toma decisiones soberanas y, de igual forma, ejerce su soberanía".

Sobre el traslado de la misión diplomática, el presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala, César Vásquez, respaldó al presidente Morales y consideró que "es el plan de Dios".

El partido Winaq y sectores de izquierda, en cambio, criticaron la actitud del presidente Morales de ir en contra de la mayoría de la comunidad de países y de resoluciones de la asamblea de Naciones Unidas que han rechazado el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí.

Al participar el domingo en Washington en una sesión del Comité de Asuntos Públicos Estadunidense-Israelí (AIPAC), Morales dijo que su Gobierno concretará el traslado de la misión diplomática a Jerusalén en la segunda semana de mayo, luego de que Estados Unidos inaugure su embajada en dicha ciudad.

El mandatario guatemalteco, que el domingo se reunió con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, anunció el pasado 24 de diciembre que pasaría su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

La polémica decisión se anunció días después de que el presidente Trump, en contra de una resolución mayoritaria de la asamblea de Naciones Unidas, confirmara el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.