17 de septiembre de 2009

Estados Unidos "lamenta" el rechazo de Paraguay a un convenio de cooperación militar, pero lo respeta

ASUNCIÓN, 17 Sep. (Reuters/EP) -

La embajadora estadounidense en Paraguay, Liliana Ayalde, indicó hoy que el rechazo de Paraguay a un convenio de cooperación militar con Estados Unidos por considerarlo poco conveniente en el actual escenario regional "es una decisión lamentable, pero la respetamos".

En declaraciones a la emisora local Primero de Marzo tras confirmar que recibió la notificación del Gobierno sobre el rechazo del ejercicio, la embajadora indicó que su Gobierno espera que "esto no sea un indicio de rechazo al resto de nuestros programas. No tenemos nada que así lo indique".

El presidente socialista Fernando Lugo confirmó horas antes que su Gobierno resolvió no formar parte del ejercicio denominado "Nuevos Horizontes 2010" del Comando Sur de las fuerzas armadas estadounidenses, un programa similar a otros implementados en años anteriores en el país.

La diplomática explicó que "Nuevos Horizontes" es un programa humanitario que contempla la atención médica y odontológica a los residentes de zonas pobres de difícil acceso, la construcción de escuelas y puestos de salud y la capacitación a oficiales de las fuerzas armadas paraguayas. Con la negativa del Gobierno del presidente Lugo, unas 19.000 consultas se dejarán de efectuarse, añadió.

Aun así, Lugo indicó que "serían unas 500 personas militares y profesionales dentro del país, algo que no pasa desapercibido". "No es prudente ni conveniente en este momento y podría dar una repercusión de cuestionamientos entre los otros países hermanos del Mercosur (Mercado Común del Sur) y UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas)", agregó.

La decisión ocurre en momentos en que los países de Sudamérica discuten sus políticas de seguridad en medio de un avance de la carrera armamentista y la polémica por un acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos, que permitirá al último la utilización de siete bases en territorio colombiano.

POSIBLES CRÍTICAS

Un programa similar denominado Medrete, que se implementó durante el Gobierno del ex presidente Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), desató críticas en la región tras denuncias de supuestos planes para crear una base militar estadounidense en Paraguay, algo que ambas naciones negaron sistemáticamente.

Duarte, quien no renovó los ejercicios tras las protestas, pertenece al conservador Partido Colorado, que Lugo derrotó en las urnas por primera vez en más de seis décadas. Aun así, el canciller paraguayo, Héctor Lacognata, descartó que la medida pueda llevar a tensiones con Estados Unidos.

"Nosotros tenemos una excelente agenda bilateral con los Estados Unidos, tenemos más de 30 convenios vigentes en este momento en diversas áreas", expresó. El anuncio se produjo también en momentos en que la oposición política cuestiona a Lugo por considerar tibia su reacción ante los planes de Bolivia -con quien comparte una extensa y vulnerable frontera- de fortalecer sus Fuerzas Armadas con ayuda de Rusia.