30 de agosto de 2019

Europa.- Juncker reclama soluciones "predecibles y sostenibles" para los migrantes rescatados en el Mediterráneo

Defiende el papel de la Comisión Europea con el 'Open Arms' y el 'Ocean Viking'

BRUSELAS, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha defendido este viernes el papel de la institución que dirige en las crisis del 'Open Arms' y del 'Ocean Viking' y ha urgido a los Estados miembros a encontrar soluciones "predecibles y sostenibles" para el desembarco y la reubicación de las personas que han sido rescatadas en el mar Mediterráneo hasta que haya avances en la reforma de la ley europea de asilo.

El luxemburgués ha respondido así a la carta que le envió a principios de mes el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. En ella, el italiano reclamó ayuda de emergencia y una distribución "justa" de los migrantes que entonces todavía se encontraban a bordo del barco de la ONG catalana.

"Los acontecimientos relacionados con los barcos 'Open Arms' y 'Ocean 'Viking', así como las situaciones actuales del 'Eleonore' y el 'Mare Jonio', siguen demostrando que son necesarias urgentemente soluciones previsibles y sostenibles en el Mediterráneo", afirma Juncker en su misiva de respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha remarcado que Bruselas celebra las discusiones en marcha entre Estados miembros para acordar "soluciones temporales". "Es el momento de encontrar soluciones tangibles para que estos mecanismos temporales se puedan poner en práctica", defiende en la carta.

Precisamente, Malta ha invitado a una reunión ministerial el próximo 19 de septiembre a Francia, Alemania e Italia para encontrar una salida a todos estos rescates de forma que las personas a bordo no tengan que esperar días o incluso semanas para desembarcar en un puerto seguro.

En la carta, sin embargo, Juncker advierte de que este tipo de acuerdos deberán funcionar hasta que se encuentre una solución "permanente y estructural" a través de una reforma acordad del reglamento de Dublín y de las normas europeas de asilo, algo que debe ser "una prioridad común".

DEFIENDE LA GESTIÓN DE LA COMISIÓN

El luxemburgués también ha subrayado en su carta a Sassoli que la Comisión Europea no tiene competencias para coordinar operaciones de rescate en el Mediterráneo ni para designar puertos de desembarco.

A pesar de ello, apunta Juncker, Bruselas "ha sido constante al pedir a los Estados miembros que garanticen que el imperativo humanitario es lo primero y que se encuentran soluciones para las personas rescatadas en el mar".

Con respecto al 'Open Arms', el jefe el Ejecutivo comunitario ha indicado que la Dirección General de Migración y Asuntos del Interior y su comisario, Dimitris Avramopoulos, se pusieron en contacto con Estados miembros para "explorar opciones" de reubicación voluntaria" de las personas a bordo.

Finalmente, dice Juncker, y gracias a la coordinación y los "esfuerzos adicionales" por parte de las autoridades italianas y españolas, 15 migrantes han sido ya trasladados a España en el marco de la coordinación que comenzó cuando la Fiscalía italiana ordenó al barco que desembarcara a la tripulación en Lampedusa.

En el caso del 'Ocean Viking', Juncker subraya que "gracias a los intensos esfuerzos de coordinación de la Comisión", Malta permitió el desembarco de los migrantes a bordo de la embarcación, que han sido todos distribuidos a otros Estados miembros.