26 de agosto de 2016

Ni evaluación obligatoria ni sanciones para los docentes mexicanos

Ni evaluación obligatoria ni sanciones para los docentes mexicanos
REUTERS/MARCOS BRINDICCI

CIUDAD DE MÉXICO, 26 Ago. (Notimérica) -

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) ha anunciado este jueves el rediseño de la prueba docente propuesta por la reforma educativa impulsada por el Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Mientras que será opcional para aquellos maestros que busquen un cargo directivo durante este año, los que obtuvieron calificaciones insuficientes en las pruebas del pasado año la tendrán que hacer obligatoriamente.

De esta manera, no habrán sanciones jurídicas para los docentes ni obligación de realizar la evaluación, tal y como indica el diario local 'El Universal'. Además, la presidenta del INEE, Sylvia Schmelkes, ha comentado que quienes sí quieran evaluarse no serán convocados por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Con estos cambios, el órgano presidido por Schmelkes espera "que haya una mayor satisfacción con este planteamiento de todos los docentes, no solamente los Docentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)".

Además, ha hecho un llamamiento a la CNTE para que regresen a las aulas ya que se persigue el beneficio de los niños en su aprendizaje y "es muy importante que los maestros estén trabajando para ello", según ha añadido en la rueda de prensa.

Este nuevo modelo de evaluación propone algunas modificaciones, como la reducción del número de preguntas del examen --que será multirespuesta-- y el cambio de lugar de realización del mismo, ya que se habilitarán espacios cercanos a los colegios.

Además no se hará una prueba en una única fecha sino que se propondrá en diferentes fechas del calendario escolar. Así, para obtener reconocimientos o incentivos, los docentes sí deberán presentarse a dichas evaluaciones.

Asimismo, este modelo tendrá tres etapas en lugar de cuatro como las que proponía el del pasado año 2015. En primer lugar, el director de la institución deberá realizar un informe de responsabilidades que el docente deberá ampliar con diferentes fortalezas y debilidades de su trabajo.

La segunda etapa parte de un proyecto de enseñanza que integra la reflexión en torno a los logros de los aprendizajes esperados, que deberá redactarse en la escuela y, por último, se hará un examen de conocimientos pedagógicos y disciplinares.

De esta forma, la segunda etapa absorbe la planeación didáctica docente argumentada sobre el informe anterior cuya aplicación se realizaba en la sede.