27 de julio de 2010

Evo Morales alerta de la "sofisticación" de los narcotraficantes

Evo Morales alerta de la "sofisticación" de los narcotraficantes
REUTERS

LA PAZ, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, ha reconocido este martes de que los grupos de narcotraficantes en la región cuentan tecnología "más moderna", armas "más sofisticados" y hasta "mejor comunicación" que la Policía y el Ejército, lo que dificulta hacer frente a la ofensiva del crimen organizado.

"Las bandas de la droga cuentan con armas y equipos de comunicación sofisticados superiores a los de la Policía y las Fuerzas Armadas, por lo que necesitamos dotar en forma conveniente a nuestras unidades para lograr resultados", alertó Morales durante la presentación de César Guedes como nuevo jefe para Bolivia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

El poder que han adquirido las bandas de tráfico de drogas es tan grande, según Morales, que "en vez de que las instancias del Estado hagan seguimiento a los narcotraficantes, los narcotraficantes nos hacen seguimiento a nosotros".

Como ejemplo mencionó la situación actual que vive México y algunos países de Centroamérica con las bandas de narcotraficantes que luchan por el control de la ruta de la droga que se comercializa en Estados Unidos. "No debemos permitir que se repitan en Sudamérica", expresó.

De esta manera, Morales volvió a responsabilizar a Estados Unidos de la guerra entre narcotraficantes que ha tomado fuerza en países como México y que se ha cobrado la vida de unas 25.000 personas en los últimos tres años. Para el líder indígena, la Casa Blanca utiliza la lucha contra el tráfico de drogas como "un pretexto para ejercer control sobre la región".

Representantes del Gobierno norteamericano "llegaron a decir que Evo Morales era el (Osama) Bin Laden andino y a los productores de coca los identificaban como los talibanes", aseveró el mandatario boliviano al hacer referencia al líder de Al Qaeda.

Morales expulsó en 2008 a los agentes de la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que trabajaban en Bolivia, al anunciar que, a partir de entonces, la lucha contra el narcotráfico sería asumida por las instituciones nacionales y no por fuerzas extranjeras.

"Los programas de cooperación para la lucha anti drogas anunciados por las naciones industrializadas no son una ayuda, sino una obligación, una vez que son los principales generadores de la producción de drogas al contar con grandes mercados de consumidores", acusó.

Para leer más